Adiós laberinto

Resurge la esperanza

un tímido brote de posibilidad,

la prueba de que existe algo más,

la afirmación de que la sequedad es aparente.

 

Resurge la esperanza

envuelta en apacible calma,

la quietud interior necesaria,

una mente que por fin descansa.

Flor desierto

Resurge la esperanza

con gotas de apacible comprensión,

tímidos granos de aceptación,

una minúscula playa de reconocimiento.

 

Porque has vuelto a creer en ti,

apartando a quien te hacía dudar,

escuchando tu razón y no la suya.

Porque has abandonado el laberinto

aquel que tejió para ti

quien solo entiende vivir odiando.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s