Amarilla partitura

Te habías traspapelado mi amarillenta partitura, Oda a la juventud… aquella que creí perdida.   Hoy te encontré escondida entre el recuerdo de noches de insomnio amaneceres envueltos en papel escrito entre el olor y el sabor de la cafeína.   Hoy me adentré en tu baúl, el de la productiva adolescencia, años creando sinSigue leyendo “Amarilla partitura”