María

Amanecía  nueva  ventura, la suya. Despertaba motivo de gracia, el impulso. Brotaba semilla cuidada, el cariño. Presentía agradecido ocaso, culminación del día, tu día María. ————- Autor: Sole Moreira Derechos reservados