Quiero más

Pero el señor quiero más atrapó tu senda,

cubrió de inquietud la apacible calma,

dibujó belleza en un lienzo de temor.

 

El señor quiero más alzó tus alas

y lo que creías libertad…

lo entendiste tedioso caminar.

 

El señor quiero más alzó tus alas

y te encontraste atrapado…

en una falsa libertad.

 

El señor quiero más borró el miedo

a perder tu identidad…

Eras tú, tiempo atrás.

 

Pero el señor quiero más…

equivocó tu camino.

Replegaste alas portando lo aprendido.

 

Y ahora en verdad quieres más

Quieres aquello cuanto tenías,

salpicado con gotas de felicidad.

Tan sólo necesitabas escucharte.

_______________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Baile 11