Mi estrella

Ven estrella mía…ven
ilumina, deslumbra…orienta.
Ven estrella mía…ven
caldea y reconforta mi noche.

Y luce cada día más intenso,
para contagiarme de tu luz,
para exhortarme a seguir,
para no perder tu estela.

images (66)

Y es que…
mientras sigas asomándote a mi ventana,
mientras exista mínima posibilidad de tocarte…
yo continuaré firme el viaje.

Y es que…
mientras cada noche llegue a divisarte,
mientras tu luz bañe mi rostro,
seguiré creyendo en posibilidades.

Párate a disfrutar

Aprender a disfrutar de la belleza es un arte. Quizás…quizás sea la asignatura pendiente en el plan de estudios.
Vivimos en una sociedad competitiva, una carrera de obstáculos continua. Da igual cuan atractivo sea todo aquello que rodea el obstáculo, lo importante es salvarlo, nos apremia el avance y olvidamos todo lo demás. Olvidamos hasta tal punto, que solo hay gratificación en el logro.
¿Y el disfrute durante el camino?
Enseñemos al niño el valor del sentimiento: la importancia de dar la mano a quien se cae, el calor reconfortante de un abrazo, la paz transmitida por la naturaleza, la necesidad de apoyar y sentirse apoyados, el arte de meditar para conocernos. Una pequeña clase para enseñarles a apreciar lo bello de cuanto les rodea.
Quizás este sea el primer paso, un pequeño grano de arena, para que en sus vidas la balanza de momentos felices pueda con la infelicidad.

12072610_1714543278774076_6884468495507581578_n

Eludiendo el dolor

Si hiciese caso a las mañanas de dolor…
querría desvanecerme.
Si tomase en cuenta los envites del exterior…
querría evaporarme.

Mas…
cuan pobre sería si hiciese caso a tal deseo,
cuan injusta con todo aquello que sí poseo,
cuan ingrata con quien me tiende su mano.

Porque el dolor termina desvaneciéndose,
pero aquel que pierdes no vuelve.
Porque los envites llegan a ser olvidados,
pero el cariño rechazado difícilmente es reemplazado.

IMG-20150729-WA0070

Por todo ello,
aún queriendo desvanecerme por momentos,
lucho contra ese sentimiento,
impulsando el permanecer más intenso.

Por todo ello,
aún queriendo evaporarme entre lo externo,
prefiero continuar siendo… diciendo,
eludiendo a quien no entiende lo que siento.

Dame calor de amigo

Ni me digas…
ni me cuentes..
ni me mentes
si con ello pretendes dañar.

Dime de lo hermoso de tu día,
dime un “hola estoy aquí”
dime del abrazo que me envías,
dime del cariño que das y sientes.

puesta de sol
puesta de sol

Narra lo bello de tu despertar,
narra la sonrisa recibida,
narra un gesto de cortesía,
narra como te acarició el atardecer.

Recuérdame porque es bello vivir,
hazme saber porque te he elegido a ti,
ocupa mis horas auténtica compañía.
Recuérdame que merece la pena creer en la amistad.

Amor infectado

Te has ido con el amanecer,
te has ido presa de sus garras,
te has ido sin llegar a entender,
te has ido…y me quedo sin ganas.

Me quedo vacío por dentro,
me quedo muerto de ganas,
me quedo impotente…desnudo,
me quedo sin tus mañanas.
Condor_en_el_Amanecer

Mañanas que prometían futuro,
mañanas de dos siendo uno,
mañanas sembradas de esperanza,
mañanas…¿Cual será ahora tu mañana?

En nuestras manos…el amor perfecto,
en tu cabeza…palabras de un tercero,
En nuestra cama…dulce complicidad,
en nuestra mesa…eterno razonar.

Y ahora te has ido…te llevó,
ahora entiendo que el amor no basta,
que no pude mantenerlo en una burbuja,
y por ello…llegó a ser infectado.

Pasión, ternura…cariño

Mmmm…pequeñas gotas de pecado…
bombón derritiéndose en mi boca,
caricia inesperada que me hace vibrar,
el beso imprudente y a destiempo.

Pequeñas gotas de ternura…
margarita depositada en mi mano,
la caricia de tu mirada cada mañana,
tu necesidad de saber que estoy.
12074878_1714091115485959_2398817484347868935_n
Pequeñas gotas de cariño…
saberte tranquilo por escuchar mi voz,
saberme capaz de llevar luz a tu día,
tu apoyo en cuanto necesites, tu amiga.

Gotas de pasión, ternura…cariño,
agua que llega a ser vida…
vida que llega a ser motor…
motor…mi pequeño corazón.

Otoño dime

¿Quizás encuentre respuesta impresa en tus hojas?
Porque razón y corazón no van de la mano,
porque mente y piel no se entienden,
porque no encuentro el mundo intermedio.

Quizás me abstenga de tus manos
y encuentre cordura en la razón,
me niegue la posibilidad de pasión
y encuentre sosiego en el sueño.
11222356_1109613792429354_2563803902426202712_n
Porque razón y mente dictan “detente”
mientras corazón y piel dicen “atrévete”
Porque la sensatez grita “huye”
mientras el sentir quiere ser libre.

Y…aun sintiendo que me das más,
más de cuanto pido o necesito,
es difícil atreverse, sentir libertad
dejando atrás mente y razón.

Inmóvil pero viva

Dos islas separadas por un mar de incertidumbre,
rocas que tan solo rozan el agua por temor a hundirse,
arena negándose a abandonar su playa temiendo perderse entre los arrecifes,
palmeras temerosas a dejarse llevar por el viento y perder sus raíces.

Dos islas comunicándose a través del fuego nocturno,
rocas expectantes al acercamiento centímetro a centímetro,
arena fría cada noche anhelando el mutuo calor,
palmeras susurrando la necesidad de mecerse juntas.
pájaros vuelo
Pero a pesar de la distancia escucho tu mensaje,
porque, aun siendo inamovible roca y perezosa arena,
hay vida en nuestro seno, comunicación en la distancia.
Porque, cuando mi pájaro vuela el tuyo se gira y lo mira.

Y ellos…ellos sí pueden tocarse, hablarse…
juntos pueden volar más alto…
conseguir unir el espíritu de ambas islas.

El azar

El azar, motas de suerte o adversidad impresas en un destino que creemos conocer, mas… imposible negar cuan incierto llega a ser.

El azar puede llevarte a descubrir un nuevo sueño, el brillo cegador de una nueva ilusión para luego ver como va desvaneciéndose. Por que al final decidiste abandonar el sueño y pisar tierra firme. Por que en medio del mismo has llegado a sentirte mera sombra.
image (30)
Y es que, el azar, consigue llenar de posibilidades el futuro. Pero todo anhelo o sueño precisa de elección y entrega y, cuando optas por no alterar cuanto tienes, vives el sueño cual fantasma, percibiendo cuanta sensación y sentimiento te rodea pero sin llegar a tocarlo.

Sin embargo nunca debemos negar la entrada al azar. En nosotros está el dar más importancia a las pequeñas motas de alegría que a la tristeza del desvanecimiento. Pues, aún llegando a sentirnos sombra, nadie podrá robarnos los instantes de felicidad vividos.

Y es que, la vida, puede llegar a ser una partida de pocker si decides probar su intensidad y, aún no teniendo escalera de color, en ocasiones llegas a vencerla con un farol.

¿Por qué no marcarnos un triste farol ? Nunca nos olvidemos de la presencia del azar. ¿A caso no hemos arriesgado para dar el primer paso? sigamos arriesgando para continuar el avance.