Mi casa

Nuestra casa, lugar de confort y desinhibición  ¿Por qué ha de limitarse a ladrillos, madera y ventanas?

Hoy, le he dedicado tiempo a pisar las calles de mi ciudad y fue reconfortante respirar su olor, parar mi paso ante la llegada de conocidos y amigos, dedicarle tiempo al café de la mañana en una acogedora cafetería.

Sentí placer ante las formas, la cortesía, los pequeños recuerdos y el abrazo amigo. Sentí confort al reconocer sus avenidas, al ser parte de su vitalidad.

Más tarde la desinhibición caminó de la mano del confort entre sus parques. Tomé asiento en un banco y contemplé al bebé en su silla, al niño en monopatín, al abuelo que da de comer a las palomas… contemplé como el viento mecía las hojas y mi imaginación comenzó a bailar con ellas.

Confort y desinhibición ¡Adiós pose recta en el banco! bienvenida la curvada espalda mientras abrazaba mis piernas y soñaba con  posibilidades. Poco tarde en convertir el parque en un despacho improvisado y ponerme a trabajar en el pequeño cuaderno que siempre llevo a mano.

Hoy, sentí la ciudad mi casa, fuera paredes y ventanas, solo el aire me limitaba.

Anuncios

Bucle

¿Qué es aquello que se oculta tras mi pelo,

aquello que al corazón da miedo?

Porque hoy, se siente a juego con el cielo.

 

¿Qué es aquello que mi alma siente  y yo niego,

aquello que me inunda cual mar negro?

Porque hoy, siento nube mi pecho.

 

Temible soledad en compañía.

La que pide, la que grita ser oída,

aquella que dispersas con el día

porque temes te lleve a la caída.

 

Sé paciente, dicta mi mente.

¡Corre, afronta, atiende, entiende!

Chilla mi alma latente.

 

Falta algo. Yo, sé el que.

Entiendo a mi alma,

atiendo a mi mente…

 

Ya no quiero perder más, y decido buscar.

Buscar el punto medio entre mente y alma,

acompañando mi día con cuanto el crea,

creando y olvidando la acompañada soledad.

___________________

Autor: Sole Moreira

Fotografía: Sole Moreira

Derechos reservados

Bucle

 

 

Animal herido

Perdiste la confianza ante lo no aprendido.

Llegó a ti la triste inseguridad al equivocar tu respuesta.

 

Y ahora vistes chaleco antibalas,

ahora temes el disparo recibido.

temes volver a ser triste diana,

mientras sigue supurando la herida.

 

Perdiste tu confianza ante quien se acerca,

llegó a ti la tristeza de quien siente la soledad.

 

Ahora vives cerrando tus ventanas.

Inútil defensa ante el temido virus,

débil barrera ante el asfixiante sonido,

el de las luces y sirenas recordando el dolor sufrido.

 

Cuando dejes de temer, cuando quieras al amigo…

Yo siempre estaré contigo.

 

Cuando te pese el chaleco antibalas

y decidas abrir tus ventanas…

Llama con un simple suspiro,

allí… aquí, estará tu amigo.

______________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Cantaré

¡Te lo cantaré!

Bajito… al oído…

te lo cantaré.

El día que vuelva a verte

te lo cantaré.

 

Amor que quemas,

implacable sol de verano enrojeciendo mi piel,

caldeando mis venas vivas.

 

Amor que construyes,

albañil infatigable de la felicidad,

la que desprenderán mis ojos al verte.

 

Amor enemigo del sueño,

firme despertador del sentir,

fiel amigo del corazón inquieto.

 

Inyéctame tus ganas de vivir

y yo, te cantaré.

 

Respeta mis ganas, mi grito a cuanto vivo

y yo, bajito… al oído, te cantaré.

___________

Autor: Sole Moreira

Fotografía: Sole Moreira

Derechos reservados

Copas 2

Un paso más

Lluvia de palabras,

meteoro de improperios…

IMPACTO

Despertar de los sentidos,

aquellos que defienden tu casa, tu alma…

LUCHA

La que no entiende de balas,

pero sí de palabras calladas…

CALMA

Tensa calma que erosiona,

la que aleja y duerme las ganas…

SUEÑO

Despertar del letargo con brío,

porque el sueño no entiende de fríos…

ILUSIÓN

Porque quizás recuperes lo perdido.

Pero además, una nueva estrella luce en tu camino.

 

No existe impacto que no genere lucha,

no existe lucha que no lleve a la calma

y, con la calma, surge el nuevo sueño,

el que impregnará de ilusión tu camino.

 

No desesperes pues cuando la tormenta arrecia.

Busca tu temple, alerta tus armas…

pronto llegará la alegría envuelta en calma

_________________

Autor: Sole Moreira

Imagen: Sole Moreira

Derechos reservados.

Rosa 2

Ángela

No, no era bruja, pero sí un pequeño diablillo dotado de inteligencia.

Ese diablillo que gusta de la compañía, las risas y la búsqueda de soluciones prácticas. Pero también aquel que, cuando lo hieren, sabe lanzar el dardo al centro de la diana.

Así es Ángela, la protagonista de “Más allá del sentimiento”

Una persona como tú y como yo. Con ganas de luchar por la vida después de haber sufrido una gran pérdida. Pero también, una mujer a la cual su marido sumerge en la incongruencia.

Incongruencia nacida al dejarse llevar a un mundo donde el sexo es solo eso “mero intercambio de fluidos” y esa afirmación es algo que su alma nunca aceptará.

Desde aquí te invito a leer mi última novela, un compendio de páginas que no te dejarán indiferente.

Escrito por : Sole Moreira

Imagen: Sole Moreira

soledad (2)

Tomaré mi tiempo

Me aferro a mi ángel y siento que él me aleja de ti.

De tus temores y dudas, de la comprensión huida.

Me aferro a mi ángel porque siento que esta batalla cansa,

porque mi corazón necesita un receso ante tanta angustia.

La provocada por buitres y hienas que empañan mi mundo,

seres que absorben sin más visión que su propia  vida,

aquellos que vagan moribundos por las calles absorbiendo cuanta fuerza esté a su alcance.

Así pues me aferro a mi ángel, unos días volando entre sus alas,

un tiempo de visión aérea sobre cuanto me rodea.

Unas mini vacaciones entre obligaciones y deberes,

porque entiendo necesario observar mientras me observo,

entiendo preciso comprender mientras me comprendo.

Ahora es a ti quien toca comprender que no es adiós sino hasta pronto,

porque cuando sientes descolocado cuanto te rodea

precisas visualizar ese espacio desde afuera, mientras sientes tu respuesta ante tal visión.

Y mientras yo recompongo mis piezas… no pierdas tiempo

impulsa tu vuelo, comprueba el estado de tu pequeño mundoMirador