Deseo no es amor

Si me obsequias tus risas

luego no borres mi sonrisa.

Si me obsequias tu calidez

luego no enfríes mi alma.

 

Quiero tu sonrisa desinteresada,

aquella que en verdad cree en mi,

la que despeja incertidumbres,

la que alegra el corazón.

 

Quiero la complicidad de las palabras,

las que dicta el corazón sincero,

las que no entienden de secretos,

las que quieren ser dichas al mundo.

manos

Si me regalas tus risas,

si consigues que vuelva a creer en la ilusión,

sé valiente y afronta tus actos,

pues te habrás ganado mi corazón.

 

Así pues no obsequies calidez

si no pretendes mantener viva la llama.

No confundas amor con pasión

no digas te quiero cuando solo deseas.

 

Regálame tus sonrisas

para borrar mis dudas.

Bríndame tu calidez

si brota de tu corazón.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s