Destacada

Tatuada

Acoplada, a tus mañanas,

viviendo tus batallas,

inmersa en cuanto pensabas.

Tatuada, en tu camino,

cual perfecta sombra,

hoy, amanecí.

Percibí cuanta fibra habita en mi

gritando “vuelve a sentir”.

Despierta, en mi mañana,

leí esta vida anulada,

el mutismo de mi palabra,

la falsedad de tu correcto.

Hoy decido, tatuar mi vida,

abandonar tu sombra,

presentar batalla.

Hoy decido ser

tatuaje despertando a la vida,

obviando tu querer;

querer silenciar mi habla,

querer luchar mis batallas.

Tatuaje despertando a la vida,

para hacerte enterder.

El amor no es obsesión,

sí comprensión.

El amor no asfixia,

permite vivir la intensidad del día.

El amor

no es un tatuaje inerte.

Obviaste sentirme en tus brazos,

inmerso en tu temor a perderme.

Obviaste el aleteo de mis alas,

la libertad que va unida al amor.

obviaste sentir el tacto de mis alas,

mientras mi vuelo se alzaba desde tus manos.

Obviaste el placer de lo inesperado

temeroso de perder lo que siempre ha sido tuyo.

Hoy, este tatuaje

despertando a la vida, abandona tu sombra.

Te habla de sus sueños,

de cuanto percibe en cada vuelo.

Hoy, te hablo de libertad compartida,

de amar sin someter.

Tan solo así, me tendrás en tu vida.

Solemoreira
mano pájaro
Destacada

Las estaciones del mar (1)

¿Quién eres tú?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es img_20160819_174602_543.jpg

¿Cuál es la verdad de tu lecho?
¿Cuál el misterio de tu cadencia?
Eres magia.

Líquida masa calmando mi trecho,
verdoso azul despentando mi esencia.
eres alma.

ese aroma que dirige mi paso
al embrujado caminar de tus olas
desarmada

aceptando cuanto brinda tu vaso,
dilatando mis horas a solas
vivificada

con la energía renovada,
aquella que sin medida
tú regalas.

apreciando la alegría olvidada,
el valor de mi propia armonía,
de mis alas.

Solemoreira

Destacada

Más allá del sentimiento

Mientras la vida de Ángela se paraliza, ante la inminente despedida a su madre, Santi traza lo que denomina un plan perfecto “sustituir días de dolor por horas de placer”. Con la seguridad que le aporta su mundo cerebral y previsor, da las primeras pinceladas a su plan de rescate creando un perfil en una página swinger.
Lo que Santi no ha tomado en cuenta es el sentimiento intrínseco en las acciones de su compañera de aventuras.
¿Podrá Ángela manejar la frialdad necesaria para navegar en un mundo que está “Más allá del sentimiento”?
Destacada

Golpe de efecto

¡Arrollando la asfixiante carencia!

así te veo.

¡Invitación a izar la lanza!

así te siento.

 

Arrolladora explosión de color.

Clamando porque haga mío viento y calma,

porque llene mi espacio  con mezclas de frío y calor,

consigues entienda la imperfecta madurez del caminar erguido.

 

Explosión de color cautivadora de sueños.

Tú, con tu mágico movimiento, tu paso por el momento,

consigues abrace el anhelo, el sí quiero,

el no hay duda, puedo.

Activas cuanto motor poseo

llevándolo al engranage perfecto.

 

Explosión de color, mágica imperfección del momento.

No desaparezcas de mi tiempo,

sigue enfureciendo mi calma,

apremia el movimiento.

_______________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

IMG-20170320-WA0013

Autoretrato

Escucha bien, te hablo a ti,
pintor de sueños rotos.
Hoy llegó la hora de escribir
al lienzo en blanco de mis fotos.
Dibujar el llanto oculto tras ellas,
la sonrisa precoz o el júbilo,
el abrazo nacido del corazón
tras la entrega.

Pues hoy decido que seré yo,
y no otra voz,
la que trace sin miedo
al fallo o la imperfección,
creando sus propias alegrías,
haciendo rítmico el camino,
su propio retrato.

Sin miedo o temor,
su propio retrato.
Con ánimo y fuerza,
este autorretrato.

Porque es mi vida, de nadie más,
seré yo quien arregle lo imperfecto.
Perder el optimismo no es opción,
dotaré de fuerza cada rasgo,
cada curva mimaré hasta que hable de dulzura.
Fundiendo fotos de ayer, hoy conseguiré
un retrato hablando
fuerza y amor.

Pues hoy decido que seré yo,
y no otra voz,
la que trace sin miedo
líneas de presente hablando futuro,
gestos sonrisa evocando armonía,
partituras de vida
retrato hablado.

Sin miedo o temor,
mi propio retrato.
Con ánimo y fuerza,
mi autorretrato.

Adormecida en la distancia

Antes del amanecer,
tu magia.
Acompañando el café,
tu magia.
Fresco azul este soñar,
suave luz al caminar,
tu magia.

Pero ahora todo es soledad,
tu ausencia calla mi verdad,
se van las ganas de luchar,
cuanta razón pudiera hablar
de tu magia.

Te perdió mi amanecer,
hoy sangra.
Y el aroma del café
hoy me aplaca.
Hubo un tiempo en que soñé
un posible amanecer
de tu magia.

Pero ahora todo es soledad,
tu ausencia calla mi verdad,
se van las ganas de luchar,
cuanta razón pudiera hablar
de magia.

Hoy entre llanto y soledad
me despido de ese ayer,
calmo el ansia de gritar
a ese falso amanecer
que aun habla.

Hoy quisiera regresar,
aceptando que ya no está,
a esa perdida realidad
donde tú me hacías creer
en la magia.

Y antes de un nuevo amanecer,
prometo
vestir una nueva piel
sin miedos.
Ya es hora de creer,
de sentir mi propia piel,
mi magia.

Tu imagen es mi vida

Ahora... que ya te has ido,
tengo que aceptar
la frialdad del día,
mi triste despertar.

Ahora... que ya te has ido,
juego a imaginar
que aun abrigas mi frío,
que volverás a estar.

Tu imagen es mi vida.
Tu foto me acaricia.

Esta calle vacía 
me habla de tu partida.
Este tronco sin vida
semeja mi agonía.

Mas la esperanza grita
"Tal vez aun quede vida"
pues tus gestos aun me brindan
caricias de otros días.

Se ha caido el velo que antes
frenaba mi mano.
Ahora acepto que fue mi silencio
quien te ha alejado.

No me olvidaré de ti,
cuanta calle hoy camino se empeña
en hablarme de ti.
Y sonrío al mundo,
cada vez que tu foto en mi mano
sonríe a mi voz.

Quisiera, me regalases un minuto
de tus noches,
que dejes a tu alma
escuchar mis voces.

Pues quiero ese amor que
solo tu sabes darme.
Pues quiero traspasar tu foto
y poder oirte.

Tu imagen es mi vida.
Tu foto me acaricia.

Esta calle vacía
me habla de tu partida.
Este tronco sin vida
semeja mi agonía.

Mas la esperanza grita
"Tal vez aun quede vida"
Tu mirada aun le brinda
calidez a mi día.

Y es que sé que aun te duele
la lágrima caida en mi mano,
la visión de este rostro sufriendo
al no estar a tu lado.

Besaré, un día más, el retrato
que guardo cercano a mi corazón,
y será genuino,el reencuentro
si aceptas que sigo en tu corazón.

Quisiera,me regalases un minuto
de tus noches,
que dejes a tu alma
escuchar mis voces.
Tan solo quiero ese amor
que solo tu sabes darme.
Hoy quiero traspasar tu foto
y saberte a mi lado.

Mi mundo

Tengo el mundo dividido,
corazón de cuatro aldeas
mi mapa,
fruto de cuanto he vivido,
al compás de las mareas,
mi alma.
Cada espacio de mi mapa,
tiene olor a primavera,
tu aroma.
Cuanto alberga esta alma,
habla de amistad y entrega,
tu idioma.

Hay un pueblo libertad,
calles destilando armonía
de vida.
Un río narra su verdad,
fluido canto en la campiña
sin ira.
Y voy caminando sus calles,
absorta en mi pensamiento,
y te veo.
Y navego sus corrientes,
admiro el verdor de su lecho,
y te siento.

Mi otra aldea es la amistad,
explosión de sensaciones
que abrigan,
sentimiento destilando humanidad,
abrazos hablando de emociones
que animan.
Y, en el centro de su plaza,
observando mi sonrisa,
tu imagen,
animado recuerdo que abraza,
desoyendo el tiempo, sin prisa,
tu imagen.

Caminando de la mano
libertad y amistad llegan
a ilusión,
pueblo de cielo estrellado,
donde los sueños alborotan
el corazón.
Alzando al cielo una mano,
mi mirada adivina
tu estrella,
lucero que sigue alumbrando
cuanto esta mente imagina,
sueña.

Amor completa mi mapa,
geografía felizmente
alborotada,
sentir puro de esta alma,
que vuela cuando se siente
amada.
Corazón amigo navegando,
en liberada amistad,
a tu playa.
Alma desnuda flotando
hacia la ilusionada verdad
de tu mirada.

Dime

Dime,
dime qué responderías
 a lo incierto de tu tacto,
a la calma de tu tiempo,
a este sentir muerto.

Dime,
dime cómo ocultarías
la apatía del momento,
la lentitud del latido,
la necesidad de gritar.

Gritar nuestra imprudencia,
imprudencia al pensar
que bastaba con estar.
Gritar nuestra ausencia,
ausencia de detalles
que conquistan cada día.

Dime,
dime cómo alcanzar
lo bueno de tu recuerdo,
los días cielo abierto
aun prometedor horizonte.

Dime,
dime cómo rescatar
lo que hubo en otro tiempo.
Porque yo quiero retomar
ese diario escrito a medias.

Te invito a mi sueño

No sé si será esta vez.
Lo cierto es que...
te veo y giro,
te veo y
soy lo que sueño.

No sé si será esta vez.
Lo cierto es que...
no estás y siento,
no estás y
beso tu recuerdo.

Explosión neuronal acompañada,
hiperactividad coronaria que danza,
es mi respuesta a tu reflejo.

Por ello, bordeando la locura,
me atrevo a afirmar,
a incluirte en mi sueño.

No sé si será esta vez.
Lo cierto es que...
si te veo y giro,
si beso tu recuerdo,
voy a creer.

Voy a creer que esta vez
es posible  
sonreír aunque llueva,
atrapar la primavera,
compartir un sueño.

Estela de dos

Si anochece lluvia,
me anclo en tu estrella.
Si amanece niebla,
tú eres la respuesta.
En un día incierto,
rompedor de esquemas,
solo tú consigues
que me de una tregua.

Si tu noche es lluvia,
únete a mi estrella.
Si roto despiertas,
déjame ser tu respuesta.
A pesar de lo incierto
de este caminar sin tregua
siempre seremos dos estrellas
de una misma primavera.

Dame fuerza si desmayo,
toma mi brillo si estás agotado.
Juntos mantendremos viva
la fuerza de nuestra estrella.

Juntos,
hallaremos la respuesta.

Vuela conmigo

Me sueñas,
me inventas
mil y una proezas.
Despiertas,
te encuentras
a esta alma imperfecta.

Y entonces pides más
amor.
Y entonces quieres más
pasión.

Recuerda que un mundo
de dos
se alimenta con
la ilusión.

Desoye
las dudas
que siembra un tercero.
Festeja
lo bueno
que hemos creado.

Y entonces si seremos
dos
dos celebrando este
amor.

Recuerda que en un mundo
de dos
lo imperfecto puede acrecentar
la ilusión.

Sentada en el aire

Sentada en el aire
te busco en silencio.

Anclada en el tiempo
de otro presente,
recuerdo tu aroma
a rosas de fuego.

Aferrada a tu rostro
caricia en facciones,
encuentro tu alma
abrazando mi tiempo.

Y así,sentada en el aire
despierto el sí puedo.

Liberada del lastre
del sentir impotente,
inhalo tu aroma,
avivo mi fuego.

Soltando la imagen
de un cansado rostro,
sonrío a tu alma,
despierto a mi tiempo.

Sentada en el aire
despliego mis alas.

A la luz de tu recuerdo,
apoyándome en tus palabras,
retomo mi tiempo,
sonrío a las nubes.

Abriendo la mirada,
hacia el horizonte incierto,
retomo mi vuelo
hacia el quiero y puedo.