Adiós…aunque te pienso

No sé porque te quiero

¿Por qué me has brindado tus días?

¿Por qué buscabas mis risas?

Me robas sueño, me robas besos…

 

No sé por qué te quiero.

Eras el lobo portando una rosa,

la fuerza del impulso contenida en un susurro,

las ganas de poseer envueltas en dulce entendimiento.

lobo

Y aunque diga tu nombre cuando no debo…

tu rosa terminó hiriendo el sentimiento,

tu impulso dañando todo mi cuerpo,

tu posesión eliminando toda pasión y deseo.

 

Y…por todo ello,

aun queriéndote como te quiero,

te digo adiós aunque te pienso.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s