Entonando una ilusión

Hoy canto y vivo cantando.

Hoy la aurora me habló de ti

bello cuento que entona mi halo,

aquel que entiende sabio el riesgo  de llegar a asentir.

 

Hoy canto y mientras canto me planto.

Me despido del inútil obstáculo,

del prejuicio, el dolor, el fracaso…

Abandono la duda y enfrento la verdad del reto marcado.

 

Hoy canto y mientras canto bailo.

Esquivo al miedo alzando el brazo,

reto a la duda con el giro de mi mano.

Le sonrío al quizás con cada honda de mi cuerpo entregado.

 

Hoy canto, bailando con posibles olvido el fracaso.

Porque el sueño me está esperando,

la vida dando después del letargo.

Porque el vacío es un  sinsentido, permito me embargue la ilusión.

_________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Baile 10

La noche

Perfecta conjunción entre yin y yang

aquella que la noche lleva a mi puerta.

El silencio que hace trabajar mis sentidos, acompañados de toques prohibidos.

El cariño del ángel bailando al fuego del diablo.

 

Ay noche traicionera…

noche hermana de la vida,

de la vida efervescente y viajera.

Ay noche traicionera…

atrayendo  olas a mi cama

mientras desearía tocar tu estrella.

 

Perfecta conjunción entre yin y yang:

deseando acariciar la palabra amor

mientras mi egoísta corazón no quiere compartir su esplendor.

Pues se siente ángel en tu cuna y diablo en tu agua oscura.

 

Ay noche traicionera…

noche hermana de la vida,

de la vida efervescente y viajera.

Ay noche traicionera…

atrayendo  olas a mi cama

mientras desearía tocar tu estrella.

 

Yo quiero mi justa dosis de ángel y demonio

y por ello…

por ello mi canto brilla mientras mi cuerpo cruza el mar en la noche traicionera.

Bienvenida seas pues noche de luna y estrellas.

 

Ay noche traicionera…

tan solo tú entiendes el sueño de mi alma viajera.

____________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

la noche

Abrazando tus palabras

Sílaba a sílaba, con cada palabra…

Con cada palabra por ti dicha, escrita llegó el amor

con mis preguntas, con tus respuestas, con el estar…

llegó el amor.

 

Y ahora cada sílaba abraza

cada palabra besa.

Ahora cada sueño es entrega

el día tiene un motivo, un reto, un camino… tu camino.

 

No me preguntes cómo pero… me enseñaste a querer.

No pretendas saber en que momento… porque ni yo misma lo sé

Pero sí sé, cómo tu sabes, cuan grade es este querer… Lo sé.

Amor dulce, sosegado, hambriento de la magia que le aportan tus mañanas.

 

Y ahora cada sílaba abraza,

cada palabra besa.

Ahora cada sueño es entrega

el día tiene un motivo, un reto, un camino… tu camino.

 

Sílaba a sílaba, con cada palabra…

Con cada palabra por ti dicha o escrita… desperté a la vida.

Con mis preguntas y tus respuestas, con el estar…

Encontré lo perdido.

 

Y ahora cada sílaba abraza,

cada palabra besa.

Ahora cada sueño es entrega

el día tiene un motivo, un reto, un camino… tu camino.

 

Lo sé, igual que tú sabes,

que el amor llegó a mi portal.

Amor dulce, sosegado, hambriento de tus manos,

anhelante de tus brazos y palabras.

 

Y ahora cada sílaba abraza,

cada palabra besa.

Ahora cada sueño es entrega,

el día tiene un motivo, un reto, un camino…

Ahora el día fluye como este amor.

________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

IMG-20160830-WA0003

Porvenir

No digas que el porvenir es muerte,

no expíes sus engaños ni la mentes.

Pues ella es caprichosa,

cuando guste se hará presente.

El porvenir es la nueva oportunidad,

aquella que refrescará tu alma.

Tal vez llegue como discreta ola,

besando tus pies en la playa,

un reflejo en la mar salada

o te lo susurre el viento mientras azota tu cara.

El porvenir es la posibilidad

de que aún existe un mañana.

Aquel amanecer que vuelva a despertar tus ganas,

porque sigues vivo, crees… amas.

Amanecer cantado por el pájaro en la mañana.

No, no veas el porvenir como fin,

abrázalo como la idea que impulsa a seguir.

________________

Autor: Sole Moreira

playa (3)

Punto intermedio

Te vi encantadoramente dominante

y mi paso se detuvo.

Embriagada por tu amable luz,

mi paso se detuvo.

El corazón calmo su ritmo,

la mente trabajó su duda

y mi mano quiso alcanzar tu estela.

 

Te vi encantadoramente dominante,

compañera en la incertidumbre.

Permitiendo el abandono de la impulsividad primera

invitando al pensamiento a actuar.

Porque ayudas a sopesar

a escuchar cada variante posible,

a comprender cuan relativa puede ser una verdad.

 

Te vi encantadoramente dominante y,

aunque mi paso se detuvo,

aunque mi mano intentó tocarte,

no temas, no pretendo atraparte,

tan solo acariciar tus matices plata y gris.

Porque, aun enfundada en blanco y negro,

tu me ayudas a creer en el punto intermedio.

___________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

 

blanco y negro

Y es que, tú sonrisa, sigue siendo la mía

Y aprendí a decir adiós a tu materia,

a decir hola a tu esencia.

Conseguí ver, a atrapar la fuerza de tu espíritu,

entonces recordé tus deseos de felicidad

y recobré los míos.

Entonces recordé tus ganas de vivir

y recobré las mías.

Entonces comprendí, que aún sin tu materia,

no te habías ido.

Porque te siento en el aire,

te veo en tu roja rosa,

porque escucho tu respuesta en mis silencios,

y le sonrío, te sonrío.

Entonces comprendí que siempre…

siempre estará en mi tu yo amante y amigo.

___________

Sonríe 1

Diré hola a tu recuerdo

Articulando un adiós que es para siempre.

Comprendiendo las mil y una formas de decir hola.

 

Encuentro el saludo a lo eterno.

Debo articularlo pero mi boca se seca, se niega, protesta.

Cuantas horas perdí sabiendo sin saber de ti,

cuantos los después emitidos pensando lento el tiempo…

Y ahora he de enfrentar la enseñanza que siempre omitiste,

el lado cruel de la vida,

sentir y tan solo poder decirlo al viento.

 

Articulando un adiós que es para siempre.

Comprendiendo las mil y una formas de decir hola.

 

Así me asomo ahora a tu morada,

asfixiada por la palabra callada,

por cuanto mi alma siente pero mi mente no entiende.

Vuelvo al hogar del que decidí partir y ahora…

ahora es medio hogar sin ti.

Porque la razón egoísta busca tus respuestas,

mientras el dolor busca tus manos, las que eliminaban todo daño.

 

Articulando un adiós que es para siempre,

diré hola a tu recuerdo cada uno de mis días.

______________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

foto págian

Bailando entre palabras

Frenas mi lectura.

Con cada toque de baqueta,

mi vista olvida la cansada letra,

se relajan mis hombros y comienza la aventura.

 

Frenas mi lectura.

Al ritmo de tu teclado marco la aparcada palabra,

mis pies avanzan y creo.

Creo en hacer posible un sueño, mi sueño.

 

Señalizando mi aparcada lectura.

Así  abro mi puerta a la suavidad de tus notas,

así me entrego a  tus arranques de energía,

activando el saludo a la vida.

 

No borraré cada señal puesta por ti en mi lectura.

Pues, cuando sufras de afonía,

miraré cada marca y sabré que sigues ahí

mi bolero amigo, mi canción, el tema de mi vida.

____________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

img-20160823-wa0010.jpg

Encantador cautiverio

Me subyugas

con sílabas de fácil tonada

atrapas cual bandido mis ideas.

Y, a pesar del dominio, siento mi ave liberada.

 

Me cautivas,

con pinceladas de posibilidades,

consigues germine cuanto piensa mi mente.

Y, a pesar de los días de lluvia, florece el presente.

 

Me encadenas,

a la necesidad de saberte parte de mi día,

de comentarte cada duda y gracia del presente.

Me encadenas, mi nueva oportunidad.

Con la efervescencia del primer beso,

la ternura que revoluciona entrañas,

me encadenas a tu cintura cada mañana.

 

Benditas horas,

aquellas por ti subyugada.

Bendita captura,

aquella que me hace sentir mujer mientras río cual niña.

_____________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

 

abducción

Atrévete una vez más

 

Las escondidas cumbres anulaban tu vista, la posibilidad de futuro, de seguir camino.

¿Darías un paso  al frente? ¿Volverías al punto de partida?

El negro de tus ropas te hablaba de abismo, pánico, pavor ante la imagen de la nada. Pero tu intuición consiguió ver al viejo roble tras las nubes.

¿Acaso no habías sido tú como ese roble? ¿Que importancia tenían en tu vida las tupidas nubes y  la negra tela?

Ellas se mostraban a juego con tu alma, la misma que asomada al precipicio cada mañana te recordaba sus ganas de seguir. Eras tú quien estaba deteniendo el tiempo, miedos, dudas y malas lecturas eclipsaron tu espíritu aventurero, tu marca de vida.

Escucha tu silencio una vez más, el sonido emitido por tu alma y da ese paso al frente mirando más allá del precipicio.

  _____________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

IMG-20160813-WA0020