Un poco de mi por un poco de ti

Si tan bella la crees cuídala, ayúdala a crecer Si tan dulce la sientes mímala endulzando su vida.   La quieres tersa y tú eres quien provoca sus arrugas la quieres terciopelo y tú lo conviertes en esparto. Atiende a sus pequeños sueños y la mantendrás bella. Recuerda que también necesita y conservará su dulzura.Sigue leyendo “Un poco de mi por un poco de ti”