fragil-momento

¡Bendito enredo!

¿Cómo salir de este enredo?

Dos amores distintos que son complemento,

el amor afable… el amor fiero,

el que siento hogar…

el que me lleva al más puro deseo.

¿Cómo salir de este enredo?

Lucha continua entre lo que tengo y lo que siento,

locura presente cuando me lanzo al aventurero,

pausada calma nada más ver al que es mi dueño.

¿Cómo salir de este enredo?

Si aún amando a mi dueño…

no puedo olvidar el deseo por aquel que siento.

Amor fuego… amor quiero

Y así pasan mis días entre locura y desespero.

¡Y es que me puede el amor bohemio!

aquel que habita mi sueño

el que absorbe cada uno de mis poros,

el que me lleva al infierno.

Pero, hum… bendito infierno.

¿Cómo salir de este enredo?

Ansia de ser hoja llevada por el viento,

gusto de ser árbol creciendo en su huerto.

Amor que abraza la noche de mi sueño,

amor que me sostiene y sostengo.

¿Cómo salir de este enredo?

Juvenil infidelidad que no entiende de miedo,

porque es pura imaginación, ficción e ingenio.

Gratificante despertar de mi yo bohemio.

¿Cómo salir de este enredo?

Familiaridad amable caminando con te quiero,

la que brinda espacio entre beso y beso,

la que no enciende apremiante deseo.

Y así me quedo mirando a la luna mientras pienso,

si quedarme con aquel por el cual vivo

o lanzarme en busca de aquel por el cual muero.

Bendita locura nacida de mi yo bohemio,

aquella que captó mis ganas de vivir con apremio

____________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

img-20160912-wa0007

Aunque te ocultes

¿Estás ahí?

Abrazando la nada con el ímpetu de un niño,

entendiendo imposible el vacío.

Absorbiendo el suspiro, cálido aliento que reafirma,

amor otrora sentido.

¿Estás ahí?

Me llega tu olor

no te veo.

Me llega tu canción

no te veo.

Me llega tu letra

te leo pero, no te veo.

Estás ahí, lo sé.

Sin razón o señal evidente, lo sé.

Por el ímpetu devuelto con tu recuerdo,

la instantánea efervescencia que llega y lo inunda todo,

la vibración que traspasa cada poro, la magia.

Esa que habla de la gracia escondida en el mar que baña tu playa.

______________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

mujer-sirena

Superación

El otoño desnudaba la fortaleza y debilidad de mis ramas

ahuyaba evocando a la luna, alejando cuanto calor precisaba.

Azotando, silbando

marcando la despedida.

El otoño quería engañar cada guiño de mis hojas a la vida,

mostrando su coloreada bufanda, evocando el tacto del caçhemir.

Pintando, llorando

dictando cambio.

Azota, silba… despide.

Pinta, llora… dicta.

Disfraza cuanto pretendes a través del color,

disfrázalo.

Azota, silba… despide.

Pinta, llora… dicta.

Regala cuanto abrigo gustes a través de tu bufanda.

Desnudarás mis ramas

pero seguirán sosteniendo mis idas y venidas,

despidiendo la hoja ahora caída gracias a tu silbido.

Desnudarás mis ramas

y yo transformaré tu azote en mágico baile,

danza elevando cada rama hacia la luz que pretendes ocultar.

Azota, silba… despide.

Pinta, llora… dicta.

Yo saludaré cada pequeño rayo de sol que traspase tus deseos

y de tu lluvia surgirán nuevas hojas, volverán a brillar mis ramas.

________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

hada-baile-1

Vuelve

Agotado de que manchen lo bello

los simples, no pueden con ello.

Lo retuercen, estrujan, envidian

lo temen.

Diablo inquieto prosigue tu cruzada

muestra blancas las alas,

toca con luz que invita,

señala la pieza que a tantos falta.

Te temen

Osas reír aunque la llama queme

porque su calor disipa el frío y

te temen.

Angel reparador de fallidos encantamientos

olvida el dolor de tanto temor.

Crea el ungüento que suaviza la llaga,

sigue regalando el brillo de tu mirada,

la calma de tu alma.

Te temen pero te esperan

No dudes en alzarte con todas tus armas.

________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

hada-13

El pensar de la mirada

Explosión de color o angustia invitando a la batalla,

quién sabe.

Tal vez el susodicho color sea el premio tras la batalla.

 

Dama inquieta que visitas mi humilde morada,

da tregua a esta espalda cansada.

Deja fluir la idea que proyectan mis ávidos ojos.

 

Pues, la mirada apagada,

se transforma en acuarela de audacia.

El silencio y la desgana desvisten sus armas,

se rinden ante la proyección del mañana.

 

Explosión de color tras la batalla.

Perfecta razón barriendo angustia,

inigualable arma contra silencio y desgana.

Te acogeré por instantes temida dama.

Pero jamás apagarás el sí de mi mirada.

__________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Ocupa

Te auto-impones borrar cada requiebro desgastando afectividad mientras excusas.

A pesar de que el abrazo pierde fuerza, la mirada se desvía, la ausencia cobra vida.

Te auto-impones enmudecer el duelo caldeando el tiempo con la sonrisa. Tierno brote de alegría, la que gustas y cuidas. Pero el hielo la disipa.

Te auto-impones continuar tu vida gramos de caricias, gotas de besos secando apatía, regando tu día, reavivando ascuas queriendo ser ceniza.

Te auto-impones el valor del último esfuerzo por cuánto premio te ha dado la vida.

Olvida cansancio, desgana, reproche. Mientras creas posible fortalecer el abrazo, enfrentar la mirada…

Erígete ocupa de tu propio vacío

__________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Encantadora incursión

Perdí el abrazo que relaja, entre dudas y deberes… lo perdí.

Naciste ladrón de momentos y cada momento llevaba implícito la incursión a un mundo que ya no estaba.

Abrazando la incursión, encontré cuanto en mí quedaba.

Has surgido del efímero momento, precioso y preciso momento por cuánto hallé en él de breve y cierto.

Certeza breve inyectando valor cuando me creí dormida.

Has surgido de un caminar sin pretensiones, de la simple compañía, el gusto por la palabra escrita.

Abracé con fuera el aire, respiré su arte… me cambié de traje.

Ahora, sin dudas, deberes,

Sin leer en ello un triste plagio… alimento de tu encuentro cuanto abrazo me regalo.

__________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados