El despertar

No te soñé, no

te sentí muy cerca de mi,

al otro lado de la inmensa cama.

Una realidad

que había creído imposible,

no era tiempo de sentir.

Pero al voltear mi cara…

allí estabas durmiendo sin temores

cual niña indefensa.

Y mi alma se despertó

velando porque el fantasma no te tocara,

llevando calor a tu lado frío.

IMG-20150517-WA0004

Entonces abrí mis ojos

no era sueño, no era burla

todo lo escrito era realidad.

La noche había caído y tu seguías ahí

dormida, confiada e indefensa.

Y entonces lo sentí

era amor, había vuelto a mi.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Madre, modelo…guía

Cincelaste mis primeras palabras…madre.

Diseñaste cada uno de mis gestos…modelo.

Trazaste el principio de mi camino…guía.

 

Tu pluma hizo eso y más.

 

Pues mis palabras hablan de las tuyas,

mis gestos son tu reflejo ante el espejo,

mi camino sigue el sendero por ti marcado.

libro pluma

Una pluma que trabajaba con amor.

 

El amor que nace de la madre,

la dulzura de tu esencia de mujer,

el esmero de tus laboriosas manos.

 

Y ahora tu pluma ya no está, pero sí tu esencia.

 

La que trae a mi mente cuanto escribías en ella,

la que me sorprende al ver tus gestos en los míos,

la que me acompaña a cada paso del camino.

 

Y aunque ya no estás…siempre serás

mi madre, mi modelo…mi guía.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados