Dulces dardos

Una razón para vivir…

Un significado más profundo…

Cambiaré cuanto soy por ti,

por este amor loco y sincero.

 

Palabras…

en perfecta conjunción pero,

palabras…solo eso.

 

Un juego de palabras que impacta,

dulces dardos hacia el corazón,

la pócima que mueve montañas.

El despertar de lo dormido.

 

El pensarme de tu mano en la montaña,

compartiendo momentos en la arena,

contemplando el firmamento bajo tus brazos,

saludar al sol cada mañana desde tu cama.

12233529_1728109567417447_1309142370_n

Palabras…

en perfecta conjunción pero,

palabras…tan solo eso.

 

Porque cuanto dices,

lo estropean tus actos.

Porque cuanto prometes,

se vuelve humo al dar media vuelta.

 

Y, aunque es hermoso escuchar cuanto dices,

no lo digas si tan solo es producto del momento.

Yo nada pido, pero sí te digo:

nadie tiene licencia para crear ilusiones que luego destrozará.

 

Palabras…

palabras que unidas son la mejor arma,

aquella que puede llegar a destrozar por dentro.

 

Una razón para vivir…

Un significado más profundo de la palabra amor.

Nunca, jamás emitas tales sonidos si en verdad no los sientes.

Amar es bello pero más bello es que nadie perturbe tu paz.

“No perturbes tú la de aquello que dices querer”

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Anuncios

Corazón helado

Hielo, puro bloque de hielo,
tus palabras intentan penetrar
pero…a penas hacen muesca,
tus manos intentan moldearlo,
pero…el frío se resiste a tu calor.

 

Hielo, puro bloque de hielo,
me llevas de la mano a tu sol
pero…estoy imantada a la luna,
disparas a matar ante mi indiferencia,
pero…me reconstruyo con cada ataque.

Hielo, puro bloque de hielo,
porque poco a poco congelaste el calor.

Corazón helado

Hielo, puro bloque de hielo,
castillo protector de todo mi calor,
arma defensiva ante tus envites,
mi bálsamo ante el dolor,
mi respuesta ante la confianza perdida.

Hielo, puro bloque de hielo,
resultado del resurgir de un corazón herido,
del miedo a volver a ser dañado,
de cuanta lágrima callada he derramado,
de la fortaleza de un alma incomprendida.

Hielo, puro bloque de hielo.
Cada vez más inmune a tus palabras.

Autor: Sole Moreira
Fotografía: de la red
Derechos reservados

¡Hola! Soy yo ¿Me recuerdas?

No pongas esa cara, no des media vuelta.

Mi hermana me habló de ti, de cuanto me necesitas,

y me extrañó cuando  visualicé tu sonrisa.

 

Y ahora la tristeza me dice que eres su aliada.

Sí, mi hermana, la que acompaña a toda pena,

también tiene corazón y sabe cuando ha de alejarse,

intuye cuando es el momento de mi regreso.

arcoiris 1

Seguiremos permitiendo ciertas dosis de nostalgia,

pero ya no más arrastrarse por el día,

no más lágrimas calladas que ahogan,

no más noches de culpas y búsqueda.

 

Recuerda, sal de tu aislamiento y recuerda:

como jugábamos a ser chef sin conocer los ingredientes,

pero había risas durante el intento,

como nos lanzábamos desde la roca sin saber nadar,

y las risas seguían ahí, en cada zambullida.

Recuérdame, soy la alegría

la que te acompañó en muchos de tus días,

la que quiere volver a tu lado cuando tú decidas.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Viento

Viento, tú que soplas a tu antojo

se dócil por una tarde y…

y llévame, acerca mi velero

a cuanto fue y ahora se ha ido.

 

Viento, tú que te llevaste lo escrito,

tú que ajaste mis alas, trae al sol,

deja que brille para mi otra vez,

permite que recobre energía y ganas.

IMG-20151113-WA0024

No te pido me traigas respuestas,

pero sí que soples cálido mientras comienzo travesía,

sí que cuides las velas de este viejo velero,

sí que lo dirijas a buen puerto a través de una mar en calma.

 

Viento, dictador del paso de los días,

ayuda en su retorno a la ilusión,

borra de mis páginas  días desangelados,

traspásame a tu paso y libera a la niña.

 

Prometo recobrar su mirada cristalina,

recuperar la inocencia de toda sonrisa.

Prometo recobrar la ilusión , creerla posible.

Esta vez seré yo quien lleve el timón.

Autor : Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

Ven conmigo

Ven conmigo, toma mi mano,

deja actuar a tu inocencia y cree en mi,

olvida el daño recibido y…siente las posibilidades.

 

Ven conmigo, toma mi mano,

me volveré bufón para transformar tu lágrima en sonrisa,

retornaré a mi niñez cuando me necesites niño.

IMG-20151114-WA0016

Ven conmigo, cierra tus ojos,

reconoce cierta cada palabra dicha, cada caricia regalada,

entiende que eres cuanto quiero y necesito.

 

Ven conmigo, cierra tus ojos,

confía en tu inocencia, en lo que dicta tu corazón,

haz caso a tu piel, fiel reflejo de tu respuesta a mis deseos.

 

Ven conmigo, cierra tus ojos, dame tu mano,

abandona el miedo, las dudas y atrévete.

Atrévete por un día a hablar con el corazón.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Niebla

Niebla, espesa y cegadora.

La que me encerró entre paredes,

las tejidas por cuanto expresabas,

las creadas por tus anhelos y sueños.

 

Aquella que consiguió caldear,

el corazón encogido y frío.

La que hizo brotar caricias prohibidas,

la que anulaba horizontes. Sólo tú

image (35)

Tu niebla invadió cuanto tenía,

se llevó soledad y sombras.

Tu niebla me trajo la mariposa,

retornando la pasión adormecida.

 

Y me perdí entre tus paredes,

jugando con nuestro verano entre tu niebla,

dejando pasar las horas entre amor y risas,

exprimiendo cada roce, caricia y promesa.

 

Fue un sueño, ahora lo sé.

Un hermoso resurgir de lo que algún día fue,

un nuevo tren hacia la aventura del verano,

gozando de la locura del día y el descontrol de la noche.

 

Fue un sueño, ahora lo sé.

Un bello producto de mi soledad y tu necesidad.

Y aunque tus palabras resultaron humo difuso y tóxico,

me quedo con el recuerdo de lo realmente sentido.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

 

 

Invierno caduco

¡A ver, a ver, a ver!
¿Cómo se puede estar triste en medio de tanta belleza?
Abriga tu cuerpo y sal al frío bosque otoñal para abrigar tu alma. Empapa tu visión con cada estallido de color, tu olfato con el olor a tierra húmeda y fértil.
Y cree, cree que si la naturaleza es capaz de brillar, aún en el día más gris, tú también serás capaz de hacerlo. Y así como la naturaleza es capaz de hacer frente a las inclemencias, tú podrás afrontar tu propio invierno.
Y cuando creas desfallecer ante el frío de la ingratitud o la incomprensión, recuerda: el frío que amenaza tu alma es caduco, pero necesita de a tu ayuda para desprenderse de cada una de sus hojas y que el calor vuelva a tu interior.
Y si no es posible salir al bosque, inventa uno en tu mente, pero siempre frondoso y lleno de color
12010670_1712569468971457_9039888672625520017_o