Hola…ya estoy aquí

Y ¿Por qué no? La oscuridad también puede ser bella. En ella brillan las estrellas, por ella apreciamos el baile de las luciérnagas, Sí, puede ser bella.   Tan solo hemos de temer a nuestra propia oscuridad. La que oculta posibilidades, la que se empeña en quitarnos valor, la que limita nuestros movimientos. Disfruta deSigue leyendo “Hola…ya estoy aquí”

Basta un minuto para ser feliz

Los segundos se sumaban llegando al minuto, los minutos bailaban hacia las horas, las horas se comían al repleto día. Y tu crecías mientras vivías.   Y ahora pareciese que solo hay horas comiéndose al día.   Pero…¿Qué más da cuan de prisa pase el día? exprime tus horas olvidando los minutos, brilla con elSigue leyendo “Basta un minuto para ser feliz”

Atrapando lo bello

El pórtico me llamaba, necesitaba tocar aquella cálida piedra, reposar mi cansada espalda mientras la mente trabajaba.   La piedra absorbió el cansancio, mis ojos la belleza de la plaza. Pero mi mente no paraba, buscaba, pensaba, objetaba. Estaba respirando tu aire, oliendo una tierra desconocida, imaginando tus pasos por la plaza. Dando vida aSigue leyendo “Atrapando lo bello”

¿Congelada? No, dormida

¡¿Qué no siento?! ¡¿Qué ya no quiero?! ¡¿Mi aridez… mi desierto…?! ¡¿Qué todo eso se lo llevó el tiempo?!   Falso, una y mil veces falso porque la canción adecuada eriza más que antes mi piel embriaga mi corazón hasta llegar al alma.   ¡¿Qué ya no sé amar?! ¡¿Qué ya no creo?! ¡¿Qué yaSigue leyendo “¿Congelada? No, dormida”