Silencios y contradicciones

Sorprendida ante la puerta abierta

la fría pureza del renovado aire,

la cálida caricia del sol invernal,

me retan a traspasar su umbral.

 

La puerta me llama

el hogar me reclama.

Obligaciones, hábitos…inercia

Mil contradicciones que frenan el avance.

 

El hogar me reclama, me llama, me atrapa

¡Pero ese nuevo cielo…!

te recuerda al año sabático que jamás has disfrutado.

Bendita inquietud que grita ¡Aún estás viva!

 

Y atravieso la puerta por momentos

y revivo con cada descubrimiento,

revivo ante el descanso de lo debido.

Recuerdo que a eso lo llamaba libertad.

 

Y regreso al hogar toda luz y vida

pero la inercia me apaga.

Y entre contradicción y quebranto…

entiendo la necesidad de recobrar la energía.

puerta

Estática ante la puerta abierta,

desviando la mirada hacia un hogar en orden pero sin brillo,

comienzo a mirar hacia adentro,

me envuelvo en el silencio y escucho.

 

Me escucho y entiendo

entiendo que no existen trabas para salir,

comprendo que no hay necesidad de huir,

que el brillo puede resurgir.

 

Bendita inquietud que me reta a cada instante,

el motor que me impulsa a descubrir.

Bendito el silencio que nos permite escuchar lo nunca dicho,

la mejor arma para mantener luz y vida presentando batalla a la inercia.

 

Silencios y contradicciones

mentes inquietas, cuerpos en acción

presentemos batalla a la falta de calor.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s