El despertar

No te soñé, no

te sentí muy cerca de mi,

al otro lado de la inmensa cama.

Una realidad

que había creído imposible,

no era tiempo de sentir.

Pero al voltear mi cara…

allí estabas durmiendo sin temores

cual niña indefensa.

Y mi alma se despertó

velando porque el fantasma no te tocara,

llevando calor a tu lado frío.

IMG-20150517-WA0004

Entonces abrí mis ojos

no era sueño, no era burla

todo lo escrito era realidad.

La noche había caído y tu seguías ahí

dormida, confiada e indefensa.

Y entonces lo sentí

era amor, había vuelto a mi.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s