¡Hola! Soy yo ¿Me recuerdas? No pongas esa cara, no des media vuelta. Mi hermana me habló de ti, de cuanto me necesitas, y me extrañó cuando  visualicé tu sonrisa.   Y ahora la tristeza me dice que eres su aliada. Sí, mi hermana, la que acompaña a toda pena, también tiene corazón y sabeSigue leyendo