Creo que te gustará esta historia: ” Crónicas de arena y sal de SoleMoreira en Wattpad https://my.w.tt/FtlYP4HSH0

Anuncios

Un simple soplido

El sol brillaba calentando tu piel

pero tú seguías llorando.

Una tímida margarita se posó en tu hombro

pero tú seguías llorando.

Ajena a cuanto acontecía a tu alrededor

…seguías llorando.

12434640_1001911896532809_1830680610_n

Al viento le enfadó tu llanto y habló. Con un soplo apartó el velo de tu pelo, vio tu rostro desencajado por las lágrimas y el enfado se convirtió en ternura.

-¿Qué puedo hacer?- preguntó a la margarita.

-Llévame ante sus ojos- contestó esta.

Un leve soplido bastó para alzarla ante tus ojos .

-¿Ya no se puede ni llorar tranquila?- te preguntaste con enfado.

-Mírala- susurró tu mente mientras tus manos la sostenían- ¿En verdad es tal la desdicha que ya no te deja apreciar la belleza?

Tus lágrimas cesaron ante tal apreciación y la borrosa margarita se transformó en la visión más real que hubieses tenido ese día: ningún agravio recibido se merece olvidar el milagro de la vida.

Siempre habrá quien intente perturbar tu mundo, cierto. Pero nunca olvides que jamás faltará quien te ayude a mantenerlo bello.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Viento

Viento, tú que soplas a tu antojo

se dócil por una tarde y…

y llévame, acerca mi velero

a cuanto fue y ahora se ha ido.

 

Viento, tú que te llevaste lo escrito,

tú que ajaste mis alas, trae al sol,

deja que brille para mi otra vez,

permite que recobre energía y ganas.

IMG-20151113-WA0024

No te pido me traigas respuestas,

pero sí que soples cálido mientras comienzo travesía,

sí que cuides las velas de este viejo velero,

sí que lo dirijas a buen puerto a través de una mar en calma.

 

Viento, dictador del paso de los días,

ayuda en su retorno a la ilusión,

borra de mis páginas  días desangelados,

traspásame a tu paso y libera a la niña.

 

Prometo recobrar su mirada cristalina,

recuperar la inocencia de toda sonrisa.

Prometo recobrar la ilusión , creerla posible.

Esta vez seré yo quien lleve el timón.

Autor : Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

Niebla

Niebla, espesa y cegadora.

La que me encerró entre paredes,

las tejidas por cuanto expresabas,

las creadas por tus anhelos y sueños.

 

Aquella que consiguió caldear,

el corazón encogido y frío.

La que hizo brotar caricias prohibidas,

la que anulaba horizontes. Sólo tú

image (35)

Tu niebla invadió cuanto tenía,

se llevó soledad y sombras.

Tu niebla me trajo la mariposa,

retornando la pasión adormecida.

 

Y me perdí entre tus paredes,

jugando con nuestro verano entre tu niebla,

dejando pasar las horas entre amor y risas,

exprimiendo cada roce, caricia y promesa.

 

Fue un sueño, ahora lo sé.

Un hermoso resurgir de lo que algún día fue,

un nuevo tren hacia la aventura del verano,

gozando de la locura del día y el descontrol de la noche.

 

Fue un sueño, ahora lo sé.

Un bello producto de mi soledad y tu necesidad.

Y aunque tus palabras resultaron humo difuso y tóxico,

me quedo con el recuerdo de lo realmente sentido.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

 

 

Calor, color…ilusión

Calor, color…ilusión,
alimenta mi mundo interior,
haciendo brotar la ilusión,
dando a mi día calor.

Bálsamo ante el dolor,
manual de posibilidades,
amigo incondicional.

En ti lo gris se torna azul,
apacible y fiel azul.
En ti lo negro tiende a brillar,
brillo de estrellas y luna.
12234946_1158356617555071_8617638412262753103_n
Y el brillo llega a ser tal,
que mi portátil me llama,
mientras la mente no calla.

Y mis desos vuelan mientras tu esperas
Porque ahora son ellos
quienes quieren dar calor,
Ellos quienes creen ilusiones.

Descansa a mi lado viejo amigo,
yo mientras…
contaré cuanto me has dicho

El alma oculta

No me frenarás, no.
No mellarás mis ganas, no.
No eclipsarás mis sueños, no.
No hundirás mi mundo, no.

Porque sé quien soy,
porque sé a donde voy,
porque aprendí a valorarme,
porque creo en mi.
mujer bajo la lluvia
Fingí ser ciega, sorda, muda
intuía tu última capa.
Esperé, razone, perdoné
y la capa estaba ahí.

La última, la auténtica
la de el ser con alma.
Pero tu envoltorio…
tu envoltorio pudo con ella.

Recuperé las dioptrías perdidas,
volvió el habla con fuerza.
Quédate con tus capas,
yo, yo me quedo con mi vida.
Sole Moreira