Animando el día

Entumecido despertar, no te acomodes en mi día. Diez minutos bastan para aplacar tu apatía. Minutos de dulces recuerdos, segundos de abrazos que hablan, momentos que aman la vida. Entumecido despertar, olvídate de opacarme mi día. Me gusta despertar con la música que habla de amor, rejuvenecimiento y vida. ————– Solemoreira

LAS ESTACIONES DEL MAR (5)

PRIMAVERA – TU DUENDE Atrevido apéndice en mi sueñoreclamándome a su vera.Así te vi.Posibilidad en lo inciertonecesitando la admitiera.Así te sentí. En la noche de mis mañanasme invitabas a seguir,quebrar el no,olvidar la cautela de mi duna,desechar lo inerte,sorber lo óptimo. Mi sueño captó tu duende,marea de mil batallas,afirmación.Captó el porqué de quien te pretende,porquéSigue leyendo “LAS ESTACIONES DEL MAR (5)”

Las estaciones del mar (4)

PRIMAVERA – RECUPERANDO LA ILUSIÓN Avance, huida, capricho…dispar lectura, tu paisaje. Ilusión que atrapa,en capricho momentáneo traducida.Soledad pretendida,al ir en pos de la huida.Proyección de nueva ruta,lectura de avance de vida. Florecimiento, evasión, antojo…la visión de tu oleaje. Paraje, puerta abiertaal amanecer que alimenta.Idea invitando al mañana,visión de lo onírico instigadora.Ocaso con olor a promesacoloreadaSigue leyendo “Las estaciones del mar (4)”

Las estaciones del mar (3)

Cambiante calma salada…Reivindicativo gritotu espuma,frescor de roca sofocada,compañera del escrito,de la pluma. Cambiante calma salada…Alborotando el presentetu sonido,brisa por todos hablada,gracia, verdad, mar del valienteen su nido. Cambiante calma saladacaptando mi atencióncon tu aviso,calmando la hora avanzada,traspasando mi intenciónsin permiso. Me paré ante tu marinaposando el cansancio queparaliza,olvidando al que margina,despertando al espacio quemoviliza. Solemoreira

Las estaciones del mar (2)

PRIMAVERA – MIRADA CONQUISTADA Sumido en el laberíntico vacío, del que pierde cuanto tuvo, te encontré gema perdida en el espacio de un caminar sin rumbo. Ebria por la mentira bebida, cediendo el mando al cansancio, te caminé mar de tibia arena reactivando el todo, enseñando al necio. Desoyendo la verdad dormida, presa del azoteSigue leyendo “Las estaciones del mar (2)”