Infidelidad consentida

Infidelidad consentida disfrazada de necesidad, necesidad de experimentar, de jugar con lo prohibido, necesidad de reavivar un fuego convertido en ascuas.   Momentáneo espejismo de felicidad… reactivador de las tristes ascuas, generador de peligrosas complicidades.   Complicidades que terminan excluyendo, que se empeñan en enlodar cuanto has creado, que llevan a la mayor de las infidelidades.Sigue leyendo “Infidelidad consentida”

Sin disfraces

Me convertí en camaleón por necesitar tus besos, y me disfracé de piedra cuando tu corazón así lo dictaba.   Pero mi esencia… mi esencia resurgía mientras creaba, mientras cuidaba, resurgía y protestaba.   Me convertí en camaleón mientras tejía sueños de la nada. Y ardía entre tus manos mientras buscabas mi calor, pedías miSigue leyendo “Sin disfraces”