Madre

La brisa te mece y yo te miro. La brisa te mece y yo siento. Cada onda de tu seda remueve mi interior, cada suave caída, toca mi corazón. Tu danza con la brisa me hipnotiza. Tu danza con la brisa me retiene. Y entonces llega el recuerdo: ella cortando cada caída, ella dando puntadasSigue leyendo «Madre»