¡Bendita alegría!

¡Bendita alegría!

gotas de lluvia  aplacando el calor,

la flor de azahar flotando en el viento,

el multicolor revolotear de la mariposa.

 

¡Bendita alegría!

tan nuestra y a veces… tan escondida,

el primero de nuestros dones nada más nacer,

regalo de vida que olvidamos valorar y cuidar.

12247082_806368766156368_6326773233537973580_n

¡Bendita alegría!

quiérela porque sí, porque está en ti,

mímala para que nunca llegue a perderse,

adopta a todo aquel que la lleve a tu vida.

 

¡Bendita alegría!

la fuente de tus risas,

el calmante de toda angustia.

No permitas que se esconda porque es un imán hacia la felicidad.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

Anuncios

El resto de mi vida

Atrapé el sueño en mis manos.

Apareciste cuando yo no buscaba

ofreciendo cuanto creía no necesitar.

Si estaba triste, tú creabas la sonrisa,

si el miedo me alejaba, tú me encontrabas.

 

Y llegaste a encontrarme, atraparme.

Tomando mi mano mientras tus ojos lloraban,

tomando mi boca mientras la sonrisa afloraba,

abrigando mi cuerpo con tu abrazo,

abriendo mi corazón con tus palabras.

 

Atrapé el sueño en mis manos

y mi ángel sonrió a mi alma.

IMG-20160107-WA0049

La palabra pasión volvió a tener sentido,

el cansancio no tenía cabida en mis días,

la mente hervía con nuevos proyectos.

Llegaste para alimentar mi alma, mi cuerpo,

llegaste para recordarme la belleza de la vida.

 

Y ahora que la pasión se ha dormido,

ahora que es complicado encontrar las risas,

ahora que ya no hablo del resto de mi vida,

cuando el futuro de dos es incierto,

sigue presente el calor del cariño y entendimiento.

 

Atrapé el sueño entre mis manos

y mi ángel sonrió a mi alma.

Pase lo que pase mantendré mi sueño,

pase lo que pase…mi ángel seguirá sonriendo.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Etiqueta

Aquel que se cree conocedor de gentes,

sabio lector de mentes,

traductor infalible de gestos.

Aquel que ve en la explicación pretexto,

dotó de falsa etiqueta a tu identidad.

Aquel, casi consigue encorvar tus hombros,

rasgar tus vestiduras.

IMG_20151110_210841

Pero tú no lo has permitido

manteniendo tu caminar erguido,

la elegancia innata de tus modos,

el porte digno de cuanto te arropa,

mientras analizabas el adjetivo adquirido.

Comprendiendo el error que pudo llevar a ello

aprendías algo nuevo de ti mismo.

 

Porque has comprendido que no eres perfecto pero…

no hay mayor imperfección que creerse perfecto.

El que se sabe imperfecto puede intentar mejorar,

el que se cree perfecto aumentará su imperfección.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados.

Un simple soplido

El sol brillaba calentando tu piel

pero tú seguías llorando.

Una tímida margarita se posó en tu hombro

pero tú seguías llorando.

Ajena a cuanto acontecía a tu alrededor

…seguías llorando.

12434640_1001911896532809_1830680610_n

Al viento le enfadó tu llanto y habló. Con un soplo apartó el velo de tu pelo, vio tu rostro desencajado por las lágrimas y el enfado se convirtió en ternura.

-¿Qué puedo hacer?- preguntó a la margarita.

-Llévame ante sus ojos- contestó esta.

Un leve soplido bastó para alzarla ante tus ojos .

-¿Ya no se puede ni llorar tranquila?- te preguntaste con enfado.

-Mírala- susurró tu mente mientras tus manos la sostenían- ¿En verdad es tal la desdicha que ya no te deja apreciar la belleza?

Tus lágrimas cesaron ante tal apreciación y la borrosa margarita se transformó en la visión más real que hubieses tenido ese día: ningún agravio recibido se merece olvidar el milagro de la vida.

Siempre habrá quien intente perturbar tu mundo, cierto. Pero nunca olvides que jamás faltará quien te ayude a mantenerlo bello.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

Tu esencia

Desoye las voces que intentar apagar tu luz:

aquellas que ven amenaza en cuanto haces,

las que envidian tu fuerza y quieren absorberla,

las que hierven cuando alguien te muestra su amor,

las que odian tu capacidad de dar amor.

Hazte maestro de la indiferencia ante sus envites,

un alarde de sordera profunda selectiva ante el insulto,

invidente hacia sus desprecios y desplantes.

cielo

Si el que envidia es sordo…¿Por qué tu no?

 

Fortalece tu aura, no permitas lesión alguna.

Recuerda:

A quien aprecia tu luz, al que se baña con ella,

A cuantos ayuda tu templanza, a quienes la inspiran,

Al que llega a amar tu sonrisa, regalándote la suya.

Regala:

A tu alma un baño de comprensión,

Al corazón cansado ante el envite…un voto de confianza

A tu mente música, aquella que enciende tu espíritu,

A tus ojos el placer de la imagen más bella,

Premia a tu lucha interna con el abrazo más tierno.

 

Deja volar a quien perturba tu esencia.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

Tu sirena

Mirabas al mar y soñabas felicidad

sirena en tu palacio encantado de arrecifes,

anémonas y esponjas de mar.

Cada amanecer…mirabas al mar

soñando al amante que estremecerá tu día,

la felicidad compartida, resplandor de vida.

12286034_1729975470564190_531297164_n

Y el mar te habló de tu propio castillo

el que arropa tu día y tu sueño,

tu pequeña parcela en el mundo,

el jardín de margaritas y lirios.

Y volviste la vista a tierra.

 

Ahora es el gorrión quien habla de felicidad,

la lumbre quien da calor a tu vida,

el amigo quien vela tus heridas y provoca tus risas.

Y el mar…el mar siempre estará ahí

para dejar volar tu mente,

sentir a la sirena que llevas dentro.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados

 

¡Sí, puedo!

Fúndete con él, con cada color que te ofrece

Fusiónate con cada uno de sus rincones

Junta cada una de las vivencias que te ofrece

Cree que puedes ser feliz.

 

Deja licuar tu corazón con cada roce,

blanco, amarillo, negro…es igual

la ternura se lleva impresa en la piel,

el arte de sentir es universal.

IMG_20150902_210909

Podrás identificarte con cada paisaje,

porque cada uno despertará algo nuevo en ti.

Podrás vaciarte de temores allá donde vayas,

porque siempre encontrarás quien te ayude a caminar.

 

Cada nuevo día es una prueba,

cada viaje al mundo…un encontrarte a ti mismo.

Sal ahí fuera con fuerza, sin miedo,

une cuanto has vivido y aprendido

y grita a cada obstáculo un “Sí, puedo”

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados