Mirada de lince

Aquel que llegó a creer cuanto vio

se dio cuenta de su falta de dioptrías.

Nubes imperceptibles obstaculizaban la visión,

tan solo conseguía ver una verdad a medias.

 

Aquel que llegó a brillar con tu imagen

ahora se baña con lágrimas.

Ellas son las únicas que hacen brillar,

la ahora apagada mirada.

ojo (2)

Quizás ha llegado el momento de ponerse lentillas,

y aunque el corazón siga como el mar embravecido,

dejaré de caminar con la difusa nube al frente.

Será el primer paso para encontrar la verdad.

 

Quizás ha llegado el momento de olvidar la diaria limpieza de ojos,

decir hasta otra a las persistentes lágrimas,

el momento en que sea la esperanza quien ponga brillo a mi mirada.

El momento de abandonar el cansancio ocular.

 

Compraré la lentilla más resistente,

conseguiré la mirada del lince,

y ni nubes ni mar embravecido

volverán a apagar mi mirada.

 

___________________

Autor: Sole Moreira

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s