Y es que, tú sonrisa, sigue siendo la mía

Y aprendí a decir adiós a tu materia,

a decir hola a tu esencia.

Conseguí ver, a atrapar la fuerza de tu espíritu,

entonces recordé tus deseos de felicidad

y recobré los míos.

Entonces recordé tus ganas de vivir

y recobré las mías.

Entonces comprendí, que aún sin tu materia,

no te habías ido.

Porque te siento en el aire,

te veo en tu roja rosa,

porque escucho tu respuesta en mis silencios,

y le sonrío, te sonrío.

Entonces comprendí que siempre…

siempre estará en mi tu yo amante y amigo.

___________

Sonríe 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s