Inmóvil pero viva

Dos islas separadas por un mar de incertidumbre,
rocas que tan solo rozan el agua por temor a hundirse,
arena negándose a abandonar su playa temiendo perderse entre los arrecifes,
palmeras temerosas a dejarse llevar por el viento y perder sus raíces.

Dos islas comunicándose a través del fuego nocturno,
rocas expectantes al acercamiento centímetro a centímetro,
arena fría cada noche anhelando el mutuo calor,
palmeras susurrando la necesidad de mecerse juntas.
pájaros vuelo
Pero a pesar de la distancia escucho tu mensaje,
porque, aun siendo inamovible roca y perezosa arena,
hay vida en nuestro seno, comunicación en la distancia.
Porque, cuando mi pájaro vuela el tuyo se gira y lo mira.

Y ellos…ellos sí pueden tocarse, hablarse…
juntos pueden volar más alto…
conseguir unir el espíritu de ambas islas.

Anuncios

El azar

El azar, motas de suerte o adversidad impresas en un destino que creemos conocer, mas… imposible negar cuan incierto llega a ser.

El azar puede llevarte a descubrir un nuevo sueño, el brillo cegador de una nueva ilusión para luego ver como va desvaneciéndose. Por que al final decidiste abandonar el sueño y pisar tierra firme. Por que en medio del mismo has llegado a sentirte mera sombra.
image (30)
Y es que, el azar, consigue llenar de posibilidades el futuro. Pero todo anhelo o sueño precisa de elección y entrega y, cuando optas por no alterar cuanto tienes, vives el sueño cual fantasma, percibiendo cuanta sensación y sentimiento te rodea pero sin llegar a tocarlo.

Sin embargo nunca debemos negar la entrada al azar. En nosotros está el dar más importancia a las pequeñas motas de alegría que a la tristeza del desvanecimiento. Pues, aún llegando a sentirnos sombra, nadie podrá robarnos los instantes de felicidad vividos.

Y es que, la vida, puede llegar a ser una partida de pocker si decides probar su intensidad y, aún no teniendo escalera de color, en ocasiones llegas a vencerla con un farol.

¿Por qué no marcarnos un triste farol ? Nunca nos olvidemos de la presencia del azar. ¿A caso no hemos arriesgado para dar el primer paso? sigamos arriesgando para continuar el avance.

Entre dos aguas

Entre dos aguas…
presente en el mar,
difusa en el océano.

y es que…
aun prefiriendo mar a océano,
este se empeña en atraparme.

Entre dos aguas…
brazadas perfectas hacia la meta,
o ¿flotar sin destino alguno?

y es que…
aun prefiriendo seguridad a incertidumbre,
faltan olas imprevistas rompiendo la quietud.
12046615_1712326448995759_5183961740438293428_n
Entre dos agua…
porque aun poseyendo un corazón sereno,
disfruta cuando es sobresaltado.

Y es que…
tan necesario es lo cierto
como atrayente cuanto queda por descubrir.

Navegando entre dos aguas,
buscando el punto de unión perfecto,
la dosis justa de cordura y locura.

Mágicas alas

Un soplo de vida…
un pequeño matiz…
un deseo revoltoso…
un capricho de color.

Vaporosa magia flotando en el aire,
aterciopeladas alas que vuelan libres,
visión enternecedora del más puro amor,
locura envolvente que lleva al alma calor.
IMG-20150922-WA0003
La ves y lo sientes,
lo sientes y lo vives,
lo vives y lo das,
lo das y llega la fantasía.

Fantasía en el ambiente,
la energía vuelve a tu cuerpo,
el frío se va sin lumbre que lo calme,
el día se vuelve pleno.

Mi fantasía, mi mariposa…mi amor.

Ya no

Dile a quien narra mi destino que ya no…
ya no cuente conmigo
ya deje de poner palabras en mi boca,
razonamientos en mi cabeza…

Ya no…no quiero necesitar de su pluma,
ahora quiero ser yo quien me escriba,
yo quien de un giro al argumento,
yo la que sopese pos y contras.
12043154_1711854232376314_252881415514885982_n

Desempolvaré los viejos cuadernos,
recordaré cada sí convertido en no,
toda experiencia reprimida porque no era el momento,
cuanto vivido por tú así quererlo.

Profanaré el blanco de sus hojas,
relatando cuanto quiero llegar a ser,
poniendo orden a cuanto queda por hacer,
construyendo una vida sola.

Sola…en el otoño de mi vida.
Sola…con la que a día de hoy se me antoja la mejor compañía,

Caminar descompasado

En verdad no se trata de hablar distinto idioma, el problema reside en el caminar descompasado.
Toda relación que comienza es hermosa,cualquier contratiempo es válido y justificado. Generalmente, caminamos tan ciegos por ese amor nacido que, la palabra defecto no tiene cabida en nuestro vocabulario.
Luego llega la convivencia, el momento de adaptarse al otro, sin anular nuestra propia persona porque el fuerte siempre tratará de someter al débil. Y seguimos practicando la invidencia y, aunque todo esté bien…algo comienza a fallar.
Verdades a medias, omitiendo cuanto pueda herir al otro, caricias consentidas con o sin deseo…y se va perdiendo la risa a medida que la nube envolvente si disuelve.
Es entonces cuando aquel, que se esforzó en dar amor, siente cansancio. Entonces, cuando el que ocupó sus días en aportar cuanta materia nos rodea, demanda el amor recibido hasta el momento porque el suyo sí ha crecido.
A menudo confundimos amor con momentos de pasión, creyendo que es suficiente con aportar dichos encuentros. A menudo nos olvidamos que amar es escuchar, arropar, abrazar sin segundas intenciones, dar un beso en la mejilla, aceptar que no siempre tenemos razón.

Caminamos a destiempo y luego nos preguntamos… ¿Por qué se ha marchitado?

Intentemos caminar de la mano, procurando equilibrar la balanza entre lo que damos y recibimos. Porque siempre es tiempo para que surja un brote fruto de todo lo compartido.12023026_1711467869081617_1076960187_n