Un chillido silencioso

Chillar…gritarle al mundo…puede llegar a ser terapéutico.

Y no hablo de gritos de venganza, insultos, improperios…hacer valer tu palabra con faltas de respeto o amenazas. Todo esto tan solo lleva hacia un respeto ficticio, a que nos mientan para evitar un asalto a su persona por miedo a la agresión, a que nos teman y huyan. En definitiva… nos lleva a la más absoluta de las soledades.

Tampoco hablo del grito de dolor ante una herida, si no de aquel dicho con palabras serenas, con razonamientos lógicos y actos consecuentes. Un sonido mudo pero tan intenso como tú quieras hacerlo, un no cejar en el intento de tener tu propio espacio en el mundo.

Y…si a veces, en la soledad de tu casa, necesitas chillar con todas tus fuerzas…hazlo. Porque esa será la mejor terapia… el chillarle a tus dudas y miedos, chillarle a los momentos de impotencia e incomprensión, espantarles cual fantasma.
11998417_1707020262859711_1518263318_n

CC by-nc-nd 4.0

Anuncios

Momentos de paz

¡Dios! ….¿Cuando llegará el feliz descanso?
Ese que se instala en tu mente
porque has conseguido el engranaje perfecto
Ese que se apodera de tu cuerpo
al sentirse conforme con lo recibido.

Piensas que el día va bien…
que todo está correcto
que has sido entendida…
que en verdad te han escuchado cuando has hablado.

6721_1124376860953047_8459417961266189811_n

Y, cuando menos te lo esperas,
vuelves a tropezar con el mismo muro,
escuchar los mismos reproches,
percibir el inconformismo de cuantos te rodean.

Y esa paz que creías conseguida a lo largo del día
vuelve a verse perturbada por el entorno.
Los engranajes de tu mente vuelven de nuevo están en alerta,
y, el prometido descanso se pierde entre el desasosiego.

Algún día me escucharás de verdad…creyendo en mis palabras.
Algún día dejarás de juzgar mis actos…de medir sus consecuencias.
Algún día llegarás a conocerme de verdad.
Mientras…seguiré creando mis momentos de paz,
Y…por muy efímeros que sean…serán míos.
Serán el preludio de lo que está por llegar.

CC by-nc-nd 4.0

Nunca dejaré de soñar

A veces…a veces me gustaría ser volcán,
ver pasar la vida en silencio
explotar sin aviso cuando algún sentimiento aflora
y…y luego volver al letargo.

A veces…a veces admiro a esas personas impulsivas,
aquellas que devoran con la mirada cuanto les gusta,
aquellas que no miden sus palabras cuando algo les daña.
Personas que expulsan cuanto sienten para luego continuar su vida.

A veces…a veces pienso…
quizás a ellas les sea más fácil vivir un intenso amor,
quizás expulsen antes sus demonios a través de impulsivos ataques…
Dejando aflorar su ira ante un posible daño, besando cada momento con el ser amado.

11231757_1125888297468570_1487970672071617066_o

Pero he nacido con un diablo demasiado perezoso,
un diablo con pocas ganas de tropezar con sus semejantes.
Nací evitando disputas por que otros no entiendan como soy.

¿Qué beneficio se puede obtener al hacer valer tu palabra a través de la riña y la discordia?

Seguiré sintiendo un dolor callado ante el ataque o la pérdida,
practicando el llanto seco cuando vea partir una ilusión,
refugiándome en mi mundo ante la incomprensión.
Pero sin perder la esperanza de que algo bueno llegará.

Podrán rozar mis alas y resquebrajarlas,
pero nunca permitiré que el daño llegue a ser irreparable,
no consentiré que alguna espada sea capaz de cortarlas.
Podré decir adiós a un sueño pero…nunca dejaré de soñar.

CC by-nc-nd 4.0

Casi…

Casi te tengo…casi.
Estás en cada momento
mas…aun estando
siento que vienes y te vas.
Casi te tengo…casi.
Y me digo: acepto
porque aun siendo poco lo quiero
porque los momentos en que estás son plenos.
Seguiré la estela de tu velero,
Viraré cuando tu lo hagas
Plegaré velas al plegar tu las tuyas
Hasta que llegues a puerto te seguiré.
Porque ahora solo quiero borrar el “casi”
Y poder decir ” te tengo”
11953164_1125898380800895_3202989113871349889_n

CC by-nc-nd 4.0