Madre

La brisa te mece
y yo te miro.
La brisa te mece
y yo siento.

Cada onda de tu seda
remueve mi interior,
cada suave caída,
toca mi corazón.

Tu danza con la brisa
me hipnotiza.
Tu danza con la brisa
me retiene.

Y entonces llega el recuerdo:
ella cortando cada caída,
ella dando puntadas a tu ruedo,
ella mimando tu seda.
mujer cortina
Y su imagen entra con la brisa,
y tu la acaricias.
Y su imagen entra con la brisa,
y yo quiero tocarla.

Quiero tocarla aun no estando,
sentir el calor de su mano,
escuchar sus sabias palabras,
sin necesidad de recurrir al recuerdo.

Y entonces la fría seda habla:
siempre podrás tocar su alma,
siempre podrás sentir su esencia,
porque está en mi,
porque está en ti.

Y entonces soy yo quien habla:
te siento en cuanto has tocado,
te siento en mis palabras, mis gestos.

Mamá, me gusta lo que siento
porque a pesar del dolor de no verte,
estás en mi a cada momento.

Autor: Sole Moreira
Fotografía: de la red
Derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s