Lucharé por lo que soy

Me he dado cuenta de lo que soy

analizado lo que sé

y elijo vivir…

para dar cuanto pueda

Lucharé por mi sueño

porque simboliza lo que soy

Y…apesar de sentirte único

debo dejar al lado el corazón

seguir mi camino

conseguir mi sueño

Y viajaré por la eternidad

manteniendo tu recuerdo

porque el tú y yo…

siempre estará conmigo

Y no digo adiós

solo un hasta pronto

cumple tu destino

yo cumpliré el mio

received_1590866937820532

Mi tempestad nunca terminará

mi destino está en el viento

me sangra…me alimenta.

He de conseguir el sueño

Pero no te digo adiós

solo un hasta pronto

porque seguirás en mi

cada día, en cada momento

Serás mi apoyo

mi pequeño secreto

la fuerza que me impulse a seguir

en mi lucha por dar cuanto hay en mi

Mas  ahora…

con todo mi amor por ti

nos decimos ADIÓS

y…así comienza “Más allá del sentimiento”

¿Alguna vez os habéis parado a pensar en la complejidad de la mente? ¿En la de veces que deseas hacer algo pero, aun deseándolo con todas tus fuerzas, la educación recibida, las normas de convivencia, el miedo a sentir demasiado rompa con todo lo que has conseguido hasta la fecha?
Sobre todo el miedo, ese monstruo que vaga por nuestras conciencias sin orden ni concierto. Mas lo que ese monstruo no sabe es que cuando uno tiene las ideas claras, valora lo que tiene y sabe lo que quiere, termina venciéndole cual caballero medieval espada en mano; salvo que en este caso la espada se traduce en amor a la familia, a tu pareja y sentido común, en tener clara la diferencia entre jugar y amar.

atrapada

Te he mostrado mi alma y ahora…sangro entre líneas

Un pequeño momento de “Más allá del sentimiento”

La inmovilidad se apoderó de Ángela, la tensión era tal que no movía ni un músculo. ¡Por todos los santos! Cómo iba a decirle a su padre, recién infartado y operado, que su compañera de toda una vida se estaba muriendo poco a poco; cómo ocultárselo a su hermano para que pudiese seguir preparando la oposición ¡SE EXAMINABA EN UN MES! Ya no sabía ni en qué mundo vivía de lo centrado que estaba en su preparación, y por otro lado el que su madre estuviese más o menos tranquila dependía de ese maldito examen, de saber a su hijo con un futuro más o menos resuelto. La tranquilidad de Ángeles era fundamental para que el avance de su enfermedad fuese más lento, eso era lo único que los neurólogos afirmaban de manera rotunda.

Pues…no sabía cómo, solo tenía algo muy claro: tocaba mentir como una bellaca y… ¡¡POR DIOS QUE ESO HARÍA!!