Hada Madrina

moura diana

¿En verdad tenemos nuestra hada madrina?
Ese Ángel de la Guarda que vela cada paso que damos, pendiente de alguna caída inminente, suele estar más cerca de lo que pensamos. Pues si los ángeles viven en cielo o infierno han de ser tan terrenales como tú o como yo.

El ángel blanco te acompañará durante la soledad provocada por la incomprensión de quien te importa.
El ángel negro te animará a doblar la esquina hacia voces y risas frías, distantes pero…atrayentes.
El ángel blanco nos empuja a seguir adelante a pesar del miedo a perder lo que se ama.
El ángel negro te muestra la ausencia de problemas si vives solo de la pasión del momento…sin amor.
El ángel blanco nos anima a amar aun sabiendo lo mucho que puede doler..
El ángel negro te dice “no quieras, solo vive” querer solo complica la vida.

¿Pero chicos que es una vida sin cariño, ternura, amistad..? Un pequeño infierno en vida.

Aquel que seque tus lágrimas y te muestre su mano, sin pedir nada a cambio, será tu ángel blanco y te hará sentir que en verdad existe el cielo en la tierra.

Hipocresía

Dos caras, dos vidas…¿Por qué? ¿Para qué? No hay un ser igual a otro, lo cual es gratificante, si sabes escuchar aprenderás un poco cada día.

Es inevitable, que en ocasiones, sintamos rechazo por la forma de actuar y hablar otra persona. El mayor de mis valores puede ser para ti el peor de mis defectos ¿Qué hacer ante tal situación?
La respuesta está muy clara, no quiero tu aprobación para evitar discusiones o enfados. Más tampoco me enfadaré si sé que así has actuado, simplemente desapareceré de tu vida gradualmente, sin apenas darte cuenta.
No voy a quererte más porque aceptes todo cuanto digo o hago, más sí dejaré de quererte si me crees tan tonta como para no darme cuenta de tu doble juego.

Es muy probable que ni tu ni yo tengamos la verdad absoluta ¿Quién es el erudito que la posee?

No es hipócrita aquel que dice una verdad a medias para evitar dolor, o el que calla para no ofender. Pero sí lo es quien finge ser lo que no es, buscando la aceptación a cualquier precio.
Más… cuidado porque el arte de vivir fingiendo te llevará a no conocerte a ti mismo, a que la aceptación se convierta en mera apariencia y el futuro brillante se transforme en asfixiante gris.

Sole Moreira
doble identidad