Atrapando lo bello

El pórtico me llamaba,

necesitaba tocar aquella cálida piedra,

reposar mi cansada espalda

mientras la mente trabajaba.

 

La piedra absorbió el cansancio,

mis ojos la belleza de la plaza.

Pero mi mente no paraba,

buscaba, pensaba, objetaba.

pórtico (2)

Estaba respirando tu aire,

oliendo una tierra desconocida,

imaginando tus pasos por la plaza.

Dando vida a cada fotografía.

 

Y en horas todo cobró vida,

las objeciones desaparecieron,

la realidad tomó con fuerza al sueño.

Era tu mundo pero no el mío.

 

No había hueco para mí en la imagen,

pero hubo sentimiento, piel, entendimiento.

Atrapamos la belleza del momento ofrecido.

El momento y el pórtico que siempre vendrán conmigo.

Autor: Sole Moreira

Fotografía: Sole Moreira

Derechos reservados

 

La leías

La leías, te tenía atrapado

no querías verlo, solo eran palabras,

un juego de bellas palabras que te negabas a ti mismo.

 

La leías, te tenía atrapado

el calor de lo escrito, el cariño impreso

un pequeño sueño hecho realidad que no creías merecer.

libro mujer

La leías, te tenía atrapado

le jurabas amor mientras la leías, la negabas cuando no estaba.

Te enamoró y eso te dio pavor. Tú ya no podías amar.

 

La leías, te tenía atrapado

el miedo a sentir más te llevó al abandono

olvidarla, desterrarla en mitad del hinóspito bosque.

 

Nunca temas el llegar a sentir,

deja de dudar sobre la realidad del amor.

El amor existe, es posible.

No juzgues a quien te ama pensando en quienes te han fallado

Autor: Sole Moreira

Fotografía: de la red

Derechos reservados