Siempre al acecho

Acechante, expectante…

analizando sus movimientos,

recordando lo no hecho ,

buscas forma y modo de volver a ella.

Y aparece el miedo…

miedo al rechazo, a lo no dicho,

pavor ante el posible fracaso

y la triste aceptación de haber olvidado.

Olvidado la rosa diaria

el  mimo ante un mal día

la llamada a deshora porque sí

olvidado mantener la ilusión.

Busca en tu interior

fuerte,  seguro de ti mismo,

sin reproches por lo no dicho.

Deja que actúe el tiempo y obra con calma.

FB_IMG_1436291956278

Y comienza a dar algo de lo recibido

sin preguntas ni motivos,

de cuanto ella te ha ofrecido.

Llena el vacío surgido.

Callada…en su mundo,

ella espera el resurgir de lo sentido.

y tú…has de renacer,

que vuelva a sentir tu presencia.

Con calma, sin prisa…

fuera angustias y requiebros.

Con calma, sin prisa…

tan sólo caricias y risas.

Es momento de mostrar tu fortaleza,

de mostrarte amigo y no amante,

de ilusionarla con tus palabras…

mientras esperas la cita con el reencuentro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s