Crea cada día

¿Por cuanto tiempo podemos detener una vida? Un día…un mes…un año… ¿Cuanto más, vas a permanecer dormido? Callado…distante…al margen… No te engañes a ti mismo, no basta con respirar cada día, llegar a plantearse firmes propósitos y esperar el momento idóneo para cumplirlos. No hay vida en la espera, solo incertidumbre y ansiedad. Cuando loSigue leyendo “Crea cada día”