Ven conmigo

Ven conmigo, toma mi mano, deja actuar a tu inocencia y cree en mi, olvida el daño recibido y…siente las posibilidades.   Ven conmigo, toma mi mano, me volveré bufón para transformar tu lágrima en sonrisa, retornaré a mi niñez cuando me necesites niño. Ven conmigo, cierra tus ojos, reconoce cierta cada palabra dicha, cadaSigue leyendo “Ven conmigo”

Niebla

Niebla, espesa y cegadora. La que me encerró entre paredes, las tejidas por cuanto expresabas, las creadas por tus anhelos y sueños.   Aquella que consiguió caldear, el corazón encogido y frío. La que hizo brotar caricias prohibidas, la que anulaba horizontes. Sólo tú Tu niebla invadió cuanto tenía, se llevó soledad y sombras. TuSigue leyendo “Niebla”

Baile de poder

Me da igual que hoy suenes triste día daré media vuelta buscando alegría. Si me atormentas con notas agresivas yo tocaré una dulce melodía.   Me da igual que hoy me busque la melancolía, la inoportuna dama que siempre busca hueco para estar. Tan solo la saludaré mientras recuerdo el por qué de su presencia,Sigue leyendo “Baile de poder”

Oportunidades

No, no tengo siete vidas. Una, solo una pero… llena de oportunidades. Y, como buen jugador si pierdo una… iré en pos de la siguiente. No siempre ganaré la partida, no siempre poseeré la mano ganadora. La fortuna…suele ser esquiva. Pero seguiré jugando, pidiendo carta… aprendiendo a descubrir faroles. Porque quiero seguir pensando, necesito seguirSigue leyendo “Oportunidades”

Infidelidad consentida

Infidelidad consentida disfrazada de necesidad, necesidad de experimentar, de jugar con lo prohibido, necesidad de reavivar un fuego convertido en ascuas.   Momentáneo espejismo de felicidad… reactivador de las tristes ascuas, generador de peligrosas complicidades.   Complicidades que terminan excluyendo, que se empeñan en enlodar cuanto has creado, que llevan a la mayor de las infidelidades.Sigue leyendo “Infidelidad consentida”

Sin disfraces

Me convertí en camaleón por necesitar tus besos, y me disfracé de piedra cuando tu corazón así lo dictaba.   Pero mi esencia… mi esencia resurgía mientras creaba, mientras cuidaba, resurgía y protestaba.   Me convertí en camaleón mientras tejía sueños de la nada. Y ardía entre tus manos mientras buscabas mi calor, pedías miSigue leyendo “Sin disfraces”