Duende y bruja

El crepúsculo me llevó a pensarte

imaginando como contarle al mundo

el sonido de cada uno de tus pasos.

 

Y, mientras lo hacía,

no quise ver más luz que la ofrecida por la luna.

Mientras lo hacía,

no quise más compañía que mi piano y tu esencia.

 

Te pensé gélida.

Impasible, implacable

ante el que intenta atemorizarte.

 

Caminar erguido a pleno día,

aquel capaz de ocultar el temor,

defensa ante el que intimida.

Y mi piano simulaba el sonido del frío acero.

 

Te presentí pasión

alocado calor lleno de vida

ante el que despierta tus besos, tus abrazos y caricias.

 

Arrebatador baile nocturno

aquel que diluye dudas.

Oda a la vida, la felicidad, la dicha.

Y mi piano hablaba del alma que tu corazón abriga.

 

Te pensé acompañado de la luna

mientras tu danza me mostraba a tu duende y a tu bruja.

_____________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

mujer piano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s