Adopta tu paisaje

Te creían solo ¡Cuan ilusos!

Eras parte de un todo:

perfecto compañero del amanecer,

confortable paraje de las aves,

purificador del agua que bañaba tus pies.

 

Te veían solo, pero tú eras cuanto te rodeaba:

armonía de luz y agua,

sueños alcanzables a través de quien te anidaba.

Imposible sentir soledad cuando adoptas tu paisaje,

esa morada que te ha sido partícipe de tu propio crecimiento.

________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

árbol (5)

Anuncios