Milagrosa ilusión

No existe mayor milagro que tu propia ilusión.   La preocupación te puede y, de pronto visualizas tu pequeño proyecto. Y la sonrisa vuelve a tu rostro.   La incomprensión te abruma y, sin más recuerdas tus propias razones. Y vuelve a dibujarse tu sonrisa.   El silencio te alcanza, hasta que escuchas… son notasSigue leyendo «Milagrosa ilusión»

¿Rotos o dislocados?

Perfecto, perfecta apariencia. Bastó una única razón para cambiar mi visión. Donde antes hubo estrellas ahora anida la oscuridad. Ahora la estrella pasó a ser cuervo, oscura ave hambrienta sobrevolando el seco bosque.   Una única razón que pretende aniquilar. Porque ahora tus caricias no borran mis dudas, tus palabras no hayan respuesta en lasSigue leyendo «¿Rotos o dislocados?»