Estela de gracias

Caminaba sin rumbo

hacia una arena de lágrimas,

dejando por el camino

una estela de gracias.

 

La gracia de sentir a quien la tocaba,

la de reír con la mirada.

La gracia de mostrar a aquel su alma…

Ahora su gracia se secaba.

Mujer hada

 

 

 

Y llegó a la silenciosa playa,

mar de arena húmeda y salada

donde abandonar su lágrima,

 

aquella que tanto pesaba.

 

Desprendió la lágrima callada,

mientras el sol la calentaba.

Y tú, tú la mirabas y pensabas

cuanto darías por rescatarla.

 

Pensabas, cuan fácil habría sido

alimentar con tu gracia su gracia.

Pensabas, cuan ciego habías estado

al no ver que se apagaba.

 

Y ahora, ella busca otro amanecer

Y ahora, tú luchas por ser él.

Ahora, que decide abandonar su lágrima,

eres tú quien quiere conservarla.

 

Tú, quien sea la arena que la absorba,

tú el alimento de su gracia.

Quizás, si te mantienes a su lado en calma,

podrás volver a escuchar su corazón y alma.

_______________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s