Sigue ahí, lo sé

Mi pequeño paraíso… sigue ahí, el diablo se empeña en negarlo, pero… yo sé donde encontrarlo. Mas no sin antes expiar cada por qué, dejando que la soledad me hable, buscando que salvar de mi oculto cielo. Sé que mi diablo disfrazará lo fácil de auténtico, pintando la risa fácil, jugando al “que más da”.Sigue leyendo “Sigue ahí, lo sé”