Un chillido silencioso

Chillar…gritarle al mundo…puede llegar a ser terapéutico.

Y no hablo de gritos de venganza, insultos, improperios…hacer valer tu palabra con faltas de respeto o amenazas. Todo esto tan solo lleva hacia un respeto ficticio, a que nos mientan para evitar un asalto a su persona por miedo a la agresión, a que nos teman y huyan. En definitiva… nos lleva a la más absoluta de las soledades.

Tampoco hablo del grito de dolor ante una herida, si no de aquel dicho con palabras serenas, con razonamientos lógicos y actos consecuentes. Un sonido mudo pero tan intenso como tú quieras hacerlo, un no cejar en el intento de tener tu propio espacio en el mundo.

Y…si a veces, en la soledad de tu casa, necesitas chillar con todas tus fuerzas…hazlo. Porque esa será la mejor terapia… el chillarle a tus dudas y miedos, chillarle a los momentos de impotencia e incomprensión, espantarles cual fantasma.
11998417_1707020262859711_1518263318_n

CC by-nc-nd 4.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s