El pensar de la mirada

Explosión de color o angustia invitando a la batalla,

quién sabe.

Tal vez el susodicho color sea el premio tras la batalla.

 

Dama inquieta que visitas mi humilde morada,

da tregua a esta espalda cansada.

Deja fluir la idea que proyectan mis ávidos ojos.

 

Pues, la mirada apagada,

se transforma en acuarela de audacia.

El silencio y la desgana desvisten sus armas,

se rinden ante la proyección del mañana.

 

Explosión de color tras la batalla.

Perfecta razón barriendo angustia,

inigualable arma contra silencio y desgana.

Te acogeré por instantes temida dama.

Pero jamás apagarás el sí de mi mirada.

__________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s