¿Perfecta… eterna?

Me escribiste perfecta.

Atendiendo a tu beso pensado,

a la caricia anhelada.

Pues mi razón y deseo

eran tu razón y tu deseo.

 

Me escribiste eterna.

Compañera  infatigable,

indiscutible creyente de tus dogmas,

dadora incansable ante tus caprichos,

cómplice permanente de tus fantasías.

11312963_1672399209655150_5984983135993030927_o

Pero, mientras me escribías,

tú pluma me insufló corazón.

Ese que atendía besos y caricias,

pero no veía dogma en cuanto decías.

El que opinaba callado ante  caprichos y fantasías.

 

Me escribiste perfecta, eterna…

ahora, no olvides escuchar a mi corazón.

_____________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s