Has frenado mi vuelo…pero no mi sueño

¿Por qué me has elegido a mi?
flotaba en libertad entre sueño y realidad
cuando osaste interrumpir mi apacible vuelo.
Con un sutil movimiento rozaste mi portada,
y al girar para apartarme perdí el equilibrio.

Tus ramas evitaron la caída
y me abrí ante ti…
y elegiste no soltarme…
y comenzaste a leerme.

No sé el por qué de tu elección,
tan solo veo como tus ramas se aferran a mi,
como evitas a cuantos nos rozan en su camino,
mientras continúas abrazándome mientras me lees.

IMG-20150813-WA0027

Has conseguido que por momentos olvide,
olvide mis ganas de volar entre realidad y sueño,
olvide lo que significa la libertad de ser uno solo.
Has conseguido que sea feliz entre tus ramas.

¿Por qué me has elegido a mi?…
ni lo sé ni quiero saberlo,
es suficiente con saber que sigues leyéndome,
es suficiente con sentir tu calor en mi portada, en cada página.

Ahora ya no temo permanecer atrapada,
ahora sé que es posible volar
aunque el resto del mundo me sienta estática,
que mi libertad está en mi y no en el solitario vuelo.

Ahora ya no temo permanecer atrapada,
ahora puedo ofrecerte calma y calidez
porque sé que mi vuelo no se ha frenado
porque siento que puedo seguir viviendo entre realidad y sueño

Anuncios

Un continuo escapar….una continua orfandad
Crecen en nuestro interior
y de pronto…ya no están.
Buscan nuestros brazos a cada momento
hasta dar sus primeros pasos.
Y seguimos dirigiendo sus sillas,
guiando sus pasos de la mano.

Entonces llega la época de estudiante
y no sabes si celebrar la paz reinante
o hacer caso al sentimiento de vacío
de soledad porque fatal esa persona que…
te sigue a cada paso que das,
te busca en cuanto no te siente cerca.

Y así, poco a poco…de manera inconsciente
nos vamos preparando, mentalizado para aceptar
lo que está por venir…la madurez.
Ver como poco a poco los hijos van forjándose una vida.
Un día a día en el cual…tu estarás a un lado
esperando ser reclamada ante una necesidad.
11889664_1119148374809229_4926211206107866347_n
Y así, poco a poco aceptamos que la vida sigue…
LA NUESTRA, esa que aún siendo padres es propia, única y nos pertenece.
No te mantengas a la espera de ser necesitado
Busca tus propias vías de escape a la soledad.
Siempre estaremos para nuestros hijos
Pero…no frenemos nuestra propia vida.