Sin prisa…pero sin pausa

Y entonces vuelves a caer…
y el cansancio te abate…
la angustia te puede…
de nuevo el sol está oculto entre nubes.

11262284_1667831463445258_3677752508883605615_n

Y es que te empeñas en ir más allá,
en alcanzar lo que todavía se resiste,
en adelantar acontecimientos,
en ver resultados a mitad de camino.

Y vuelves a caer.
Arrasando con todo a tu paso,
haciendo más daño del necesario,
desandando el camino recorrido.

Y entre lágrimas, eres consciente del fallo,
entre lágrimas, te reprochas la impaciencia,
y vuelves en busca de apoyo,
pero con ganas de finalizar la batalla.

Y pierdes la fuerza…
pierdes la fe en conseguirlo,
agobio, angustia…dolor
por falta de templanza, de no saber esperar.

Más el bastón que te sostiene es fuerte,
no cede ante angustia o dolor,
no quiebra ante la falta de esperanza,
y los cúmulos se transformar poco a poco en cirros.

Y por ello…
algún rayo de sol comienza a calentar tu día,
y el quizás paso a paso vence al nunca
mitigando esa losa que tienes en el pecho.

Más deja de recaer una y otra vez,
hasta el cayado más fuerte puede quebrar
la tormenta arreciar más fuerte…
¿Y luego que harás…?

No apremies, no hay prisa
y piensa…
piensa que es mucho más importante el paso tambaleante que das día a día hacia tu meta.
Pisa sin miedo, pero siempre hacia adelante con paso firme, creyendo en lo que haces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s