mujer pensado2

Con el tiempo, las noches en vela por tus hijos, dan paso a noches de insomnio por inquietudes. Los días a los que faltaban horas a horas que no tienen fin.
Adaptarse a los cambios, encontrar nuevos alicientes, darte cuenta que tus días vuelven a ser tuyos…lleva su tiempo. De pronto despierta la mujer que hay en ti, aquella que dormitaba en un rincón de tu cerebro mientras ejercías de madre y esposa. Una mujer con tiempo para mirar al mar y sentir como ha crecido en su interior sin apenas darse cuenta.

No digas que no me reconoces porque ahora soy más fuerte, no pretendas entender lo que ni yo misma entiendo, no busques respuestas al por qué de un sentimiento.

Solo déjame vivir lo nuevo.

Publicado por Solenoviembre

Pincel, brocha, lienzo, pared... Lápiz, pluma, teclado... Compañeros de viaje que me permiten hallar la musicalidad del día. No agotes tu amanecer atrapado en el gris, ve en busca de tu paleta de color.

5 comentarios sobre “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: