El don de la paciencia

Aprender a esperar con una sonrisa No olvidarse de la existencia de posibilidades Saber escuchar para apreciar un medio sí cuando dicen no Tomar ese sí a medias y alimentarlo hasta que florezca el SÍ Ceder sin anularse si no aprendiendo verdades que no veías Explicar tus verdades sin imponerlas Es…un don, no cabe duda.Sigue leyendo “El don de la paciencia”