Las estaciones del mar (1)

¿Quién eres tú?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es img_20160819_174602_543.jpg

¿Cuál es la verdad de tu lecho?
¿Cuál el misterio de tu cadencia?
Eres magia.

Líquida masa calmando mi trecho,
verdoso azul despentando mi esencia.
eres alma.

ese aroma que dirige mi paso
al embrujado caminar de tus olas
desarmada

aceptando cuanto brinda tu vaso,
dilatando mis horas a solas
vivificada

con la energía renovada,
aquella que sin medida
tú regalas.

apreciando la alegría olvidada,
el valor de mi propia armonía,
de mis alas.

Solemoreira

Escuela de la vida

Difusa niebla despierta mi día al saberte huída, armonía.

Quise ser, hermano del amor, amigo aportando abrigo, abeja obrera ofreciendo ideas.

Quise adaptarme a tus pasos, frenética marcha necesitada de acción y reacción.

Ahora la marcha se ralentiza. Ahora, el dinamismo da paso a la fatiga, la ilusión a la obligación.

Ahora, ya casi alcanzada la meta, surge el vocablo hiriente, la actitud exigente, el nervio que te lleva a no entender razones…

Difusa niebla despierta mi día, pero que mañana volverá a salir el sol.

Solemoreira

Disfrazas de pasión la palabra

rompes barreras.

Pides un único y loco momento

se te concede.

Tu pasión no tiene freno

mientes, avaro compañero.

Cuando llamas sentimiento al fuego

mientes…

y luego, te arrepientes.

Disfrazas de olvido la falta

siembras la duda.

Pides presente sin pasado

¡ruegas!

Ahora, esta barrera rota,

no elude mentiras ni atiende ruegos.

Ahora, la realidad camina a la vera del sentimiento.

corazon-1

Más allá del sentimiento

Mientras la vida de Ángela se paraliza, ante la inminente despedida a su madre, Santi traza lo que denomina un plan perfecto “sustituir días de dolor por horas de placer”. Con la seguridad que le aporta su mundo cerebral y previsor, da las primeras pinceladas a su plan de rescate creando un perfil en una página swinger.
Lo que Santi no ha tomado en cuenta es el sentimiento intrínseco en las acciones de su compañera de aventuras.
¿Podrá Ángela manejar la frialdad necesaria para navegar en un mundo que está “Más allá del sentimiento”?