CESÓ EL VUELO

Lo hice mío, porque lo necesitaba.

Lo hice mío y replegué mis alas.

 

Ya no existía necesidad de surcar el cielo

porque el bosque se convirtió en su reflejo.

 

Alma herida a la deriva,

temiéndose fría y vacía.

Alma dolida y sangrante

la de mi dama errante.

 

Pero el sauce me acarició,

el pino resguardó mi lluvia,

el abeto me mostró el sol y

la madreselva me habló del color.

 

Lo hice mío y replegué mis alas.

Ya no precisaba más vuelo que el de mi mirada.

Lo hice mío porque en él encontré

lo bello, lo humano, lo bueno… al fin te encontré.

______________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

bosque-2

Publicado por Solenoviembre

Pincel, brocha, lienzo, pared... Lápiz, pluma, teclado... Compañeros de viaje que me permiten hallar la musicalidad del día. No agotes tu amanecer atrapado en el gris, ve en busca de tu paleta de color.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: