A ti, padre

Es, un caminar a destiempo

pues tú, ya has vivido mi tiempo.

Tú, vas tras  la tranquilidad de la llanura.

Yo, vivo sumergido entre las olas del océano.

 

Es, un choque de voluntades.

La tuya, necesita seguir dirigiendo mi tiempo,

la mía, precisa  navegar en solitario.

Choque de ilusos que creen saberlo todo.

 

Y veo como la llanura te aleja

mientras mi océano me lleva.

Pero el choque…

el choque nos acerca.

Castro Baroña 1

Nos acerca por su consecuencia

“sabernos prácticamente iguales”

Nos acerca por las risas

“las que surgen al sabernos luchando por lo mismo en distinto idioma”

 

Porque

¿Qué padre no busca el ideal de vida para su hijo?

¿Qué hijo no disfruta sabiendo bien a su padre?

Distintas visiones pero, un mismo objetivo.

 

Quizás, la vida nos separe cada día más.

Pero el nuestro es un amor que,

ni distancia, ni tiempo, ni ausencia

podrán nunca borrar.

______________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s