¡Adiós pasado… bienvenido futuro!

Mi forzada marcha fue el pretexto perfecto, la mejor excusa que podías darte para decirme adiós cuando en realidad era pánico al después, a lo incierto del futuro y la ausencia del amor de aquellos primeros días, quienes te llevaron a tomar tal decisión.

Es tan fácil destrozar una vida…Pero, así como tú has reconstruido la tuya, a día de hoy me siento capaz, con la suficiente fuerza y determinación para dar un nuevo sentido a la mía.

Se acabó la etapa de reproches, el momento de purgar penas. Adiós a todo llanto que el pasado pudiera provocarme.
ojos llorando 2

Atraparé el que creo mi último tren hacia la esperanza, desarrollando el don de la paciencia, dando pequeños pasos cada día hacia el vivificante rayo de sol que ha entrado hoy por mi ventana.

Me aferraré a cuanto queda de lo que alguna vez he sido, practicando la lección aprendida con cada fallo, rememorando lo bello y querido cuando sienta enflaquecer mis fuerzas durante el camino.
IMG-20150904-WA0001

Llenaré mi maleta con todo ello, mi vieja mochila con nuevas ilusiones… y tomaré el tren de ida sin retorno con la esperanza de disfrutar el nuevo horizonte.

No permitiré al desánimo, volver a ocupar mi mente por no saber de antemano la estación de destino. Tomaré ese tren disfrutando del paisaje cambiante a su paso, seguro de ir camino hacia mi nueva vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s