Rompiendo el silencio

Perdona…

quizás no supe decir,

la duda aisló mis palabras,

trabajé de más la incertidumbre…

Perdona, disculpa.

 

Entiendeme:

la desconfianza surgió de tu habla,

mi silencio… de tu falta.

Titubeantes fueron tus pasos aquella mañana.

Comprendeme, intuye.

 

Dabas y al mismo tiempo quitabas.

Regalabas promesas de un mañana,

anulabas la creencia con  la sospecha falsa.

Era miedo, ahora lo sé.

 

Y me digo, y te digo:

Te quiero.

Mi desnudo reflejo admite,

tras calmar corazón y mente,

el fallo al enmudecer mis palabras.

 

Ahora,

despierto la voz no dicha al espejo de tu mirada:

Quiero anular tu sospecha,

aceptar tu promesa,

entender que es posible un mañana.

____________________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

mujer reflejo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s